No hay medicina que más cure que el cariño (Francisco)