La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

La hora de la verdad para Rajoy

Los partidos políticos tienen hasta fin de año para digerir los resultados de las elecciones autonómicas y municipales del domingo. Pero su primer análisis empezará con las negociaciones necesarias para hacer gobernables la mayoría de las comunidades locales y regionales. Es cierto que con sus mayorías absolutas, en especial en el Parlamento, el Partido Popular, ganador in extremis de los comicios, ha sido capaz de sacudirse la herencia de bancarrota recibida del socialismo. En cambio no ha resuelto con solvencia los casos de corrupción que le han afectado y la decepción ante sus incumplimientos electorales. La consecuencia es que ahora parte desde una posición de debilidad a la hora de pactar acuerdos de gobierno con el único partido con visos de apoyarlo en algunas comunidades, es decir, el emergente “Ciudadanos”, con quien le une su defensa radical de la unidad de España.

Al otro lado de los pactos se encuentra un debilitado Partido Socialista que aspira a levantar cabeza mediante pactos con un partido como “Podemos” que rechaza la Constitución. Estamos ante el gran ensayo general de las elecciones generales cuyo resultado va a depender del ejemplo que den los partidos con su política de alianzas. Le corresponde a Mariano Rajoy afrontar la gestión de su propio legado, pero ahora sin el respaldo de sus mayorías absolutas. Ahora es cuando vamos a ver su auténtica talla política para gobernar el poco tiempo que le queda en esta legislatura, e intentar recuperar el electorado perdido en cuatro años.