La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Palestina: construir la paz es tarea para los santos

Palestina y Roma han amenecido hoy unidas por un estrecho vínculo. Dos de las cuatro religiosas canonizadas este domingo por el Papa son de origen árabe. Su elevación a los altares es todo un acontecimiento para los palestinos. Su presidente, Mahmud Abbas, encabeza la delegación oficial y se ha reunido hoy con Francisco, pocos días después del anuncio de la inminente firma de un Acuerdo Global bilateral. El tratado alude expresamente al “Estado palestino”, terminología que utiliza el Vaticano desde 2012, siguiendo la resolución adoptada ese año por la Asamblea General de la ONU. La Iglesia ha defendido siempre la solución de los dos Estados, y trabaja activamente sobre el terreno para favorecer la coexistencia pacífica entre israelíes y palestinos.

No es fácil allí la vida para los cristianos. A menudo entre dos fuegos, su presencia en Tierra Santa se ha diezmado hasta quedar en apenas un 2 ó un 3% de la población. Los cristianos de Tierra Santa necesitan la paz, y la paz en Tierra Santa necesita a los cristianos. Las dos nuevas santas, María Alfonsina Danil Ghattas y Mariam Bawardi, son buenos ejemplos de esa Iglesia samaritana que tan urgentemente necesita esta atormentada región. La canonización de hoy supone un fuerte estímulo para esas pequeñas y valientes comunidades cristianas que, lejos de conformarse con quedarse encerradas en su propio gueto, luchan por hacer de Tierra Santa un lugar de paz, dignamente habitable para todos.