La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
El Obispo auxiliar de Jerusalén, monseñor William Shomali, sobre la canonización este domingo

«La canonización de las dos beatas palestinas da esperanza a los cristianos de Tierra Santa»

BeatasJerusalen_LatinPatriarchateOfJerusalemEste domingo, el Papa Francisco canonizará a dos palestinas. Monseñor William Shomali, obispo auxiliar de Jerusalén, ve en ellas intercesoras para la Iglesia universal. «La canonización de las beatas palestinas Marie Alphonsine Ghattas y Mariam Bawardi, que tendrá lugar en Roma el domingo, da esperanza a los cristianos de Tierra Santa», ha declarado monseñor William Shomali, obispo auxiliar de Jerusalén, responsable de los territorios palestinos en el Patriarcado Latino de Jerusalén, a la Fundación Pontificia Internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada, en una conversación mantenida recientemente en Jerusalén.

En las nuevas santas de Palestina se hace visible la santidad. Santa Alphonsine era muy humilde. Santa Mariam llevaba una intensa vida de oración y de piedad. Cuando leemos la vida de las nuevas santas, nos sentimos animados a imitarlas. Es, efectivamente, un gran ánimo para nuestros cristianos aquí. También supone una mejora de la imagen de nuestro pueblo el hecho de que produzca santos y no solo terroristas». Según Mons. Shomali, más de 2.000 peregrinos de Israel, Palestina y Líbano participarán en Roma en la celebración con el Papa Francisco.

En relación con la presencia del Presidente palestino Mahmud Abbas dijo Shomali: «La canonización es, en primer lugar, un acontecimiento espiritual; pero cuando nuestro Presidente supo de la canonización de dos palestinas, quiso viajar a Roma, pues también tiene una relación de amistad con el Papa Francisco. Acudirá, con una delegación; tiene por tanto también una dimensión política. El nombre de Palestina aparecerá en los medios. Algunos llevarán también la bandera; contra esto no tenemos nada, pero no se puede reducir este acontecimiento a lo político. Es algo principalmente espiritual».

Monseñor Shomali subrayó también que es importante que las dos santas procedan de Oriente Próximo. «De Europa y América hay muchos santos; pero de Oriente Próximo no tenemos tantos en los últimos tiempos. Y estas dos proceden de Tierra Santa, que es venerada por cristianos de todo el mundo. Sus dos tumbas hacen que haya ahora dos lugares santos más en Tierra Santa». El Obispo auxiliar concedió mucha importancia a la dimensión de Iglesia universal de las canonizaciones.

«Las dos santas de Palestina pertenecen a toda la Iglesia. Uno de los milagros que ha conducido a la canonización de la beata Mariam tuvo lugar en Siracusa (Sicilia): después de rezar una novena, un niño quedó curado completamente, y sin explicación alguna, de una dolencia del corazón. Participará en la Misa. Esto muestra que las nuevas santas son intercesoras no solo son intercesoras para Tierra Santa, sino para toda la Iglesia universal».

Monseñor Shomali expresó su esperanza de que las canonizaciones sean señal de un año mejor para Tierra Santa. «Tengo la esperanza de que 2015, también con estas canonizaciones, sea mejor que el año 2014, con la guerra en Gaza y los desórdenes en Jerusalén. Pero no hay que verlo todo negro; también en el pasado año hubo acontecimientos positivos. El Santo Padre visitó Tierra Santa. En 2014 ganó el Presidente Sisi las elecciones en Egipto; los coptos se alegraron de ello. También se fundó la coalición anti IS, aunque hasta ahora no haya tenido mucho éxito; pero quizá lo malo predominó sobre lo bueno. Esperamos que este año suceda lo contrario y rezamos por ello, sobre todo por Siria e Irak. Dios es el Señor de la historia; puede cambiar su curso».