La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Centro Arrupe de Valencia organiza una conferencia sobre el “genocidio de los cristianos en Oriente Próximo”

image_content_2943548_20150419145459El Centro Arrupe de Valencia, regido por religiosos jesuitas en la Gran Vía Fernando el Católico, 78, ha organizado para el próximo martes, 28 de abril, una conferencia-coloquio sobre el genocidio de los cristianos en Oriente Próximo.

La conferencia correrá a cargo del periodista Fernando de Haro, director de las películas Nasarah y “Walking next to the wall” y autor del libro “Coptos”.Actualmente dirige y presenta el programa “Las mañanas del fin de semana” de COPE, según han indicado a la agencia AVAN fuentes de la organización.

La jornada, que cuenta con la colaboración de la Asociación para la Investigación y la Docencia Universitas,  mostrará con testimonios y análisis, “qué es el Daesh, el nuevo grupo yihadista que golpea Oriente Próximo, el norte de África y Europa, y también ayudará a entender un extraño grupo humano que no vive con desesperación su sufrimiento, sino que se siente acompañado en el dolor”, han precisado.

Ciudades que pierden a todos sus bautizados

Así, en 2003, antes de la intervención de los Estados Unidos, había en Iraq 1.500.000  de cristianos. “Ahora ya sólo quedan 300.000” y en poco tiempo pueden verse reducidos a 50.000, han asegurado.

“Hay ciudades donde la cruz estaba presente desde los primeros siglos y en los últimos meses han perdido a todos sus bautizados”.

El modelo de convivencia entre cristianos y musulmanes de Siria “era modélico” y la situación, “con algunos altibajos”, se mantuvo estable hasta marzo de 2011 “cuando estallaron las protestas contra Bashar al Assad”.

Posteriormente, “llegó la guerra civil y Siria ha pasado de 1.750.000 cristianos a poco más de 100.000”. El éxodo de bautizados iraquíes, que se ha producido a lo largo de diez años, “en el caso de Siria ha tenido lugar en poco más de tres años”, según las mismas fuentes.
“Los seguidores de la cruz desde hace meses escapan de Siria y de Iraq, muchas veces con lo puesto, para vivir como desplazados en el Kurdistán, en Jordania o en el país de los cedros”, según las mismas fuentes que han añadido que “Oriente Próximo se queda sin cristianos y los países de mayoría islámica pierden una minoría decisiva para construir una sociedad más plural, más democrática”.