La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Papa Francisco, el gran mediador en América Latina

El Papa se prepara para viajar en julio a Ecuador, Bolivia y Paraguay. En septiembre, con motivo de su visita a EE.UU., se ha especulado con que pueda recalar en Cuba. La Iglesia desempeña un importante papel mediador en la transición iniciada en este país y la presencia del Papa podría dar un impulso decisivo a las reformas.

Francisco culminaría la labor diplomática de san Juan Pablo II y Benedicto XVI, que pidieron desde la propia isla que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba. La Santa Sede, en realidad, ha tenido históricamente una fuerte implicación en el continente, mediando en conflictos y promoviendo el desarrollo de los pueblos. Ese perfil alto se ha acentuado en el pontificado del primer Papa latinoamericano, que cuenta como Secretario de Estado con un diplomático que conoce muy bien el continente por sus años como nuncio en Venezuela. En la Cumbre de las Américas, el cardenal Parolin se reunió con Nicolás Maduro y con representantes de la oposición. Días antes el Papa había puesto el foco en Colombia, reafirmando el compromiso de la Iglesia con un proceso de paz permanentemente amenazado.

La visita de Francisco a Colombia a comienzos del próximo año podría venir acompañada de la firma de algún acuerdo. Sería una recompensa a los riesgos que la Iglesia asume al implicarse en procesos como éste, en los que, movida por su vocación de promover la paz y los derechos humanos, pone en juego su credibilidad y prestigio social.