La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Monseñor García Beltrán destaca que la libertad de expresión ampara el derecho a comunicar el bien, excluyendo lo que pueda ofender

2015BRAVO2-300x88Un año más, la sede de la Conferencia Episcopal Española ha sido escenario de la entrega de los Premios ¡Bravo! 2014 con los que la Comisión Episcopal de Medios galardona a diferentes personas que han aportado un gran valor a la comunicación de la Iglesia.

Este año, la ceremonia ha estado presidida por Mons. Ginés García Beltrán , presidente de la CEMCS que ha estado acompañado por el Nuncio de Su Santidad en EspañaMons. Renzo Fratini, el obispo de Menorca, Mons. Salvador Giménez, el obispo de San Sebastián, Mons. José Ignacio Munilla, el obispo emérito de Sigüenza- Guadalajara, Mons. José Sánchez, el Secretario General y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, y el secretario técnico de la CEMCS, José Gabriel Vera Beorlegui.

La ceremonia de entrega dio comienzo con la lectura del acta de la concesión de estos premios por José Gabriel Vera, secretario técnico de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS) y acto seguido se ha dado entrega de los diferentes galardones en sus categorías correspondientes:

Premio ¡Bravo! Especial a Mons. Enrique Planas

Premio ¡Bravo! de Prensa a Juan de Lara Mármol

Premio ¡Bravo! de Radio a P. Manuel Muñoz, OFMCap

Premio ¡Bravo! de Televisión a Julián del Olmo

Premio ¡Bravo! de Cine a European Dreams Factory

Premio ¡BRAVO! de Música a Nico Montero

Premio ¡Bravo! de Publicidad a la Campaña del DOMUND 2014 de OMP

Premio ¡Bravo! de Nuevas Tecnologías a iMisión

Premio ¡Bravo! al Trabajo Diocesano en Medios de Comunicación Social a Fermín de Mieza, OFMCap

Tras la entrega, el Premio ¡Bravo! especial 2014, Mons. Enrique Planas, ha pronunciado unas palabras de agradecimiento en nombre de todos los galardonados en las que no ha querido dejar pasar la oportunidad de recordar a sus predecesores en el ámbito de la comunicación y sus inicios al frente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación , de los que destaca que “eran momentos pioneros en los que se hicieron muchas cosas importantes” en este ámbito.

En este contexto ha dado una serie de puntos o consejos, en los que ha destacado que es importante “amar el pasado y saberse herederos de una realidad histórica” y que hay que “servir a la Iglesia con alegría porque es así como ella quiere ser servida” para un correcta comunicación de la Iglesia sin perder para lo que realmente está llamada la Iglesia que es el anuncio de la buena nueva.

Mons. Ginés García Beltrán, obispo de Guadix-Baza y presidente de la Comisión clausuró el acto con unas palabras dirigidas a los asistentes diciendo que “la altura y la grandeza de la misión de comunicar la verdad, que es un auténtico derecho humano, se pone de relieve de manera especial en aquellos contextos en los que este derecho falta” y ha resaltado , refiriéndose a la libertad de expresión, que “si la libertad es la capacidad de elegir el bien, la libertad de expresión ampara el derecho a comunicar el bien, excluyendo lo que pueda ofender, violentar o enfrentar a personas y grupos, y también aquello que difama, calumnia o falta a la verdad”.