La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Diez ideas para propósitos de Año Nuevo

Juan Gaitán

Quien cree en Cristo sabe que la fe no es una “característica” más de su vida, sino que es el fundamento de la misma, que constantemente le exige acciones concretas de amor al prójimo. Por eso, como creyente, cuando elijas tus propósitos para poner en práctica durante el año 2014, no puedes olvidar aquellos actos a los que el mensaje de Jesucristo te empuja. ¡A continuación 10 ideas para propósitos de Año Nuevo!

  1. Comprométete con la sociedad: Existen muchas maneras de comprometerte con tu comunidad. Puedes proponerte un par de visitas mensuales a un asilo u ofrecer tu ayuda a un comedor para indigentes. Ve al encuentro de quienes más lo necesitan.
  2. Realiza un apostolado en tu parroquia: Dile al sacerdote de tu parroquia que quieres ponerte al servicio de la comunidad participando activamente en la vida de Iglesia, él te ofrecerá las opciones en las que puedes ayudar, desde cantar en un coro hasta visitar a los enfermos que se encuentran solos.
  3. Más amor a tu familia: Haz un propósito concreto para todo el año que sepas que realmente unirá a tu familia. Puede ayudarte pensar en actos concretos. No importa que exijan mucho esfuerzo, Dios ya está contigo.
  4. Reflexiona el Evangelio: La Iglesia propone una lectura del Evangelio para cada día. Lo encuentras fácilmente en internet o en Misales mensuales que son muy baratos. Dedica 5 o 10 minutos de silencio y concentración para preguntarte ¿qué me quiere transmitir este texto de la Palabra de Dios? ¿Qué le respondo yo a Dios hoy? ¡Eso es oración!
  5. Reza en familia: Ese viejo dicho “Familia que ora unida, permanece unida” tiene mucho de verdad. Proponte para este año rezar con sencillez en familia por la mañana o antes de dormir. Si ya lo haces, puedes mejorar la calidad de la oración, por ejemplo, incluyendo una breve lectura bíblica o un momento para que cada miembro diga qué agradece a Dios esa mañana o esa noche.
  6. Da limosna: Dar limosna nos vuelve desprendidos, solidarios, generosos. Existen instituciones de mucha seriedad, como orfanatos o asilos, a las que les haría muy bien una cooperación mensual para seguir adelante o ayudar a más personas.
  7. Elige una petición mensual: Elige doce peticiones, una por mes, y comprométete a rezar constantemente por ella. Algunos ejemplos: Por la unión de las familias, por la salud de los indigentes, por la alegría de los huérfanos, por la paz nacional, por la fortaleza de los matrimonios que viven dificultades. Poco a poco verás que cuando uno reza por ciertas personas, se siente comprometido a hacer algo más por ellas.
  8. ¡Hazte de favoritos!: Piensa en Jesucristo. Él tenía favoritos: Leprosos, paralíticos, viudas, niños, enfermos, prostitutas, mendigos, entre otros. Tú también te puedes hacer de favoritos: huérfanos, migrantes, ancianos, presos, pobres, hospitalizados, entre otros, siempre siguiendo el modelo de Jesús.
  9. Regala tiempo: Todas las ideas anteriores para propósitos de Año Nuevo requieren de tu tiempo, que probablemente es lo que más nos cuesta regalar. Haz una donación grande por amor a Dios y al prójimo: ¡Regala tu tiempo con generosidad para construir el Reino de Dios!
  10. Revisa tus propósitos mensualmente: El problema más frecuente con los propósitos de Año Nuevo es que se olvidan en febrero. Escribe las metas que elegiste para este año en un papel, consérvalo y revísalo mensualmente. Puedes fijar un día: “Cada 25 de mes es día de revisión de propósitos”, o cada tercer lunes o cada segundo jueves. Pero no dejes pasar la revisión mensual para ajustar esos propósitos y renovar tu entusiasmo.

Éstas son sólo algunas ideas, pero tú puedes tener muchas más de acuerdo a las necesidades de tu comunidad y a tus talentos.

Piensa en Jesucristo, en su andar por las calles, en Dios: ¿Qué sueña Él para ti? Haz de la fe el centro de tu vida, sabiendo que Dios te ha creado por y para el Amor. ¡Feliz Año Nuevo!