La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Un camino de liberación

Julia-MerodioJulia Merodio

egún me adentro en el Adviento descubro, que tengo por delante un camino largo de liberación.

Pues veo todas las veces que en mi vida.

  • ¡Buscando provisiones sólo he encontrado escasez!

  • ¡Buscando una vida mejor, me he topado con un camino de esclavitud!

  • ¡Buscando la felicidad, me he visto sumida en la inseguridad!

Me falta silencio; me falta echar una mirada a mi interior; no tengo claro ni el itinerario, ni la travesía, voy por el camino llena de incertidumbre e indecisión.

Por eso, os invito a todos, a que tratemos de pedir a Dios, en este Adviento, que nos ayude a recuperar, los tiempos de oración. Una oración de súplica: ¡Ven, Señor, Jesús! ¡Ven a salvarnos! ¡Te necesitamos!

Después, dejémonos consolar por Él. No caigamos en la tentación de pensar que nuestros males no tienen remedio.

Sintámonos necesitados de salvación porque, solamente quien se siente mendigo, puede pedir que alguien sacie su hambre.

Reconozcamos nuestros errores, pues solamente quien se siente necesitado de perdón, puede acoger la misericordia de Dios.

Cuántas veces:

  • Sabiendo lo que nos enriquece, nos afanamos en lo que no sacia.

  • Sabiendo lo que supone amar, nos ofendemos cuando no nos sentimos correspondidos.

  • Buscando la verdad, tratamos de engañarnos a nosotros mismos.

  • Buscando el desierto, huimos cuando nos vemos llegar a él.

  • Buscando el perdón, seguimos dañando a los demás.

  • Buscando sanarnos, escondemos las heridas de nuestra vida.

  • Buscando la cercanía de Dios, no dedicamos tiempo a estar a su lado…

Entremos en nuestro interior, no nos dé miedo cruzar nuestro desierto. El desierto es lugar de maduración y crecimiento, es lugar de superación… El desierto es el lugar del encuentro con Dios. Por eso cuando, el ser humano es capaz de cruzarlo sin desfallecer, algo inesperado y fecundo empieza a presidir su vida.

Las palabras del profeta Isaías aparecen en su mente y se da cuenta de que es invitado a:

  • Preparar caminos.