La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Mons. Joaquín Mª Lopez de Andújar, en la presentación a Medios del Año de la Caridad 

«La “Gran Misión”, respuesta de la Iglesia a la crisis” 

0_003Mons. Joaquín María López de Andújar, Obispo de Getafe, ha presentado a los Medios de Comunicación los actos que se desarrollarán en esta Diócesis con motivo del Año de la Caridad que acaba de estrenarse. Este periodo supone el último curso de preparación antes de llevar adelante la “Gran Misión” diocesana con el que se festejarán los 25 años de existencia de la Diócesis (1991-2016). En palabras de D. Joaquín, “la Gran Misión es la respuesta de la Iglesia a la crisis de nuestra sociedad. Crisis económica, pero más aún, crisis de humanidad, crisis de esperanza. Por eso queremos llevar a todos la alegría de la fe, de la vida cristiana”.

El obispo ha destacado que la Iglesia es sensible a todo lo que está sucediendo en el mundo, y por ello es preciso llevar la esperanza de Cristo al que sufre: en los hospitales, las cárceles –en la Diócesis hay tres centros penitenciarios con una población reclusa de 4.000 presos-  o los comedores sociales, donde reciben alimento cientos de familias diariamente.

Y para llevar la Buena Nueva a todos, el Cerro de los Ángeles -Getafe- acogerá del 6 al 8 de marzo el Congreso de Nueva Evangelización “Ven y LE encontrarás», que espera congregar a miles de personas y que será uno de los acontecimientos principales del Año de la Caridad. El congreso  de preparación para la “ Gran Misión» incluirá ponencias de destacados expertos en nueva evangelización como Mons. Rico Pavés -Obispo Auxiliar de Getafe- o D. José María Gil Tamayo -Secretario General de la Conferencia Episcopal-. La inscripción en el congreso -que es gratuita- y toda la información al respecto se encuentra en www.granmision.com.

Otros hitos fundamentales de este Año de la Caridad, además del Congreso de Nueva Evangelización, son la Vigilia de la Inmaculada, que se celebrará este domingo 7 de diciembre en el Cerro de los Ángeles, y un ambicioso plan de formación espiritual, que se desarrollará en las 126 parroquias de la Diócesis y en sus comunidades. En las parroquias se llevará a cabo una intensa misión de evangelización destinada no sólo a los que ya tienen práctica religiosa con el fin de renovar su ímpetu misionero, sino sobre todo a los alejados a los que se intentará llegar por diferentes caminos: la belleza, la búsqueda común de la verdad, el ejercicio de la caridad y el disfrute y custodia responsable de la creación.

Al mismo tiempo ha señalado la importancia de evangelizar en el ámbito universitario, donde los propios jóvenes llevarán ese mensaje de Cristo a los otros jóvenes que buscan el sentido de su vida sin encontrarlo y en el ámbito familiar donde los Centros de Orientación Familiar están ya desarrollando una inestimable labor de ayuda a matrimonios, a mujeres en riesgo de aborto e incluso formando en relaciones afectivas y en métodos de fertilidad.

También con motivo del inicio del Año de la Caridad, el Obispo de Getafe ha publicado una carta pastoral titulada “Amar con el amor de Cristo” -que se puede descargar en la web diocesana www.diocesisgetafe.es- en la que pide a los católicos que “avancen en el conocimiento del amor de Dios”.

“Este año tenemos que dedicar tiempos largos a la oración para estar con Aquél que dio su vida por nosotros, y, mirándole a Él, crucificado por amor, sentir el dolor de nuestros hermanos, hambrientos de verdad, de amor y de paz para que, saliendo de nuestros pequeños egoísmos y rutinas, demos también nosotros la vida por aquellos por los que Cristo murió en la cruz”, ha apuntado López de Andújar.

El Obispo de Getafe considera que 2015 debe ser “el año de la formación espiritual y pastoral de los misioneros”. “Será el año en el que tenemos que caer en la cuenta de que, para ser misioneros, tenemos que ser también discípulos. Hemos de crecer en este año en nuestra adhesión a Jesucristo, contemplando cómo en Él el propio Dios va tras la oveja perdida, la humanidad doliente y extraviada”, ha señalado en su carta pastoral.

Desde diciembre de 2004, Cáritas Española ha destinado a las Cáritas nacionales de esos cuatro país cerca de 18 millones de euros, que han permitido financiar un vasto programa de intervenciones humanitaria con las comunidades más vulnerables en cinco grandes apartados: ayuda de emergencia, ayuda psico-social, restablecimiento de los medios de vida, construcción de alojamientos permanentes y rehabilitación de infraestructuras comunitarias, sanitarias y educativas.