La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Alerta bursátil

La pregunta clave ante la fuerte sacudida en los mercados, que ha llevado a una pérdida generalizada de las bolsas durante los últimos días, es si nos encontramos a las puertas de una tercera recesión. Las correcciones a la baja de las perspectivas del crecimiento de la economía mundial, señaladas días atrás en la Asamblea del Fondo Monetario Internacional, estaban motivadas por la debilidad de la zona euro, que  es la cuarta economía mundial y el segundo mercado de consumo del planeta.

La debilidad europea está causada por los síntomas de agotamiento de Alemania, el estancamiento de Francia o la recesión en Italia. A estos factores hay que añadir la inestabilidad de Grecia y los conflictos geopolíticos, las dudas sobre el crecimiento de los países emergentes, la contracción de Japón  y el riesgo de una espiral inflacionista que se nota ya en China.

Ante los síntomas de inestabilidad de la economía es urgente que las locomotoras europeas afronten las reformas estructurales aparcadas. Francia e Italia tienen que hacer sus deberes, para bien de todos. España crecerá más que sus vecinos, pero no somos una isla. La Unión Europea es algo más que un acuerdo de buenas voluntades. Es urgente una coordinación de las políticas económicas y la convergencia fiscal y bancaria. El toque de atención de esta semana no puede caer en saco roto.