La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Despiadada persecución de cristianos

Domingo 12/10/2014
Aunque habitualmente el foco mediático suele iluminar otros aspectos de su magisterio, el Papa Francisco no pierde ocasión para denunciar de forma contundente la situación que sufren miles de cristianos, en la actualidad perseguidos hasta la muerte en tantas partes del mundo.Este mismo domingo lo ha vuelto a hacer. En su alocución posterior al Ángelus, el Papa se ha referido al Padre Francisco Zirano, de la Orden de los Frailes Menores Conventuales, beatificado ayer en Sassari, quien precisamente fue perseguido y prefirió morir antes que renegar de su fe. La vida de este sacerdote y mártir, testigo heroico del Evangelio, en palabras del Papa, es una nueva ocasión que se nos brinda para dar gracias a Dios y para poner de manifiesto su valiente fidelidad a Cristo, como un acto de gran elocuencia, especialmente en el actual contexto de despiadada persecución a los cristianos.

Ojalá que estas palabras, sobre las que el Papa vuelve una y otra vez, dada la gravedad y urgencia del momento histórico que vivimos, sirvan a la misma Iglesia para tomar cada vez más y mejor conciencia del gran tesoro que suponen los mártires, también y especialmente en tiempos de nueva evangelización. Y ojalá que sirvan también para que la comunidad internacional deje de mirar para otro lado, alce la voz y tome las medidas necesarias para detener la masacre que tantos hombres y mujeres siguen sufriendo hoy en el mundo por el hecho de confesar su fe cristiana.