La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Responde a Pedro Sánchez y señala al Gobierno...

Monseñor Munilla: «¿De qué nos sirve que el Gobierno nos salve la economía si no salva la vida?»

thumbMonseñor José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián, tiene claro que el Gobierno con su actitud ante un tema tan importante como el aborto, se ha descubierto como lo que es: «Tenemos un gobierno tecnócrata, ¿de qué nos sirve que salve la economía si no salva la vida?. Solo piensan que la economia es la columna vertebral de esta sociedad».

El prelado ha contestado también a tres afirmaciones que he hecho el nuevo Secretario Geberal del PSOE, Pedro Sánches, ante los micrófonos de COPE: «A Pedro Sanchez le digo que confunde la dignidad de la vida si califica su defensa de ultraconservador. En todas partes, la mujer siempre es la que está más en contra del aborto que el hombre. La mujer lleva dentro el instinto maternal».

Segundo tema que ha querido puntualizar el Obispo de San Sebastián a Pedro Sánchez, al haber asegurado que si gobierna dictará una ley de libertad religiosa:  «Hacer una ley de libertad religiosa es como hacer una ley de libertad para respirar. La libertad religiosa se supone, no nos la tiene que reconocer ningún político, se debe dar por supuesta en la Constitución y luego como se haga es desarrollarla en concreto y eso es lo que se llama Concordato y a eso se le llama entrar en la situación peculiar de cada confesión religiosa».

Tercera repuesta, derecho a una muerte digna, a lo que Monseñor Munilla responde: «A esto le llamo la pinza de la desesperación. Proclaman el derecho al aborto y reclaman el  el derecho a suicidarse. Cuando no existe una esperanza en la vida,estamos en la pinza de la desesperanza. Entre el aborto y el suicidio hay un hombre que no tiene sentido, es no encontrar una razón para vivir, es una fotografía de Occidente. Uno va a África, visita a los misioneros y en lo último que piensan esos niños es en abortar o en suicidarse; solo piensan en disfrutar de la vida porque es un regalo y un don».