La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

“El precio de desentenderse de la política es el de ser gobernado por los peores hombres” (Platón)