La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Francisco pide confiar en las promesas de Dios, sabiendo que jamás decepciona

El Papa en Santa Marta advierte sobre los cristianos errantes que hacen “turismo existencial”

papa santa martaNo vagabundear por la vida, incluida la del espíritu, sino ir directamente a la meta de un cristiano, significa seguir las promesas de Dios que nunca decepcionan. Ésta ha sido la enseñanza que el Papa Francisco ha extraido de las lecturas de la liturgia del lunes y que el Pontífice explicó en su homilía de la misa celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta.

“Hay cristianos que se fían de las promesas de Dios y las siguen a lo largo de la vida. Hay otros cuya vida de fe se estanca y hay otros aún convencidos de progresar y que, en cambio, hacen sólo “turismo existencial”. El Papa hizo una distinción acerca de tres tipos de creyentes, que tienen el común denominador de saber que la vida cristiana es un itinerario, pero que son divergentes en el modo de recorrerlo o no recorrerlo de ninguna manera.

Ante todo, inspirándose en el pasaje de Isaías de la primera lectura, Francisco explicó que Dios siempre “antes de pedir algo, promete”. Y añadió que su promesa es la de una vida nueva y la de una vida de “alegría”. Aquí, dijo, está “el fundamento principal de la virtud de la esperanza: confiar en las promesas de Dios” –sabiendo que Él jamás “decepciona”– puesto que la esencia de la vida cristiana es “caminar hacia las promesas”. Mientras después también están los cristianos que tienen “la tentación de detenerse”.

“La Cuaresma es un tiempo hermoso para pensar si estoy en camino o si estoy demasiado quieto: conviértete. O si me he equivocado de camino: pero ve a confesarte y retoma el camino. O si soy un turista teologal, uno de estos que hacen pasean por la vida pero jamás dan un paso hacia adelante. Y pido al Señor la gracia de retomar el camino, de ponerme en camino, pero hacia las promesas”.