La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Un informe de la Complutense revela la actitud irresponsable de los padres ante el comportamiento laxo de sus hijos adolescentes

descargaEl 84,8% de padres ‘financian’ de forma irresponsable un comportamiento demasiado libre y relajado en sus hijos adolescentes, según se desprende de las conclusiones del Informe ‘Adolescentes 2013: hacia una correcta formación y autonomía en el consumo’, elaborado por Keepunto y la Universidad Complutense de Madrid.

El documento, presentado este miércoles en la Facultad de Comercio y Turismo de la UCM, analiza cómo los adolescentes están asimilando las transformaciones producidas en la sociedad, desde una perspectiva académica, intentando dar explicaciones útiles para conocer y comprender mejor su realidad.

Entre otras conclusiones, el informe apunta que los jóvenes son consumidores autónomos pero no cuentan con una cultura del esfuerzo que les lleve a conseguir sus objetivos por mérito propio. Así, el 62,1% de los adolescentes no reciben asignación ni semanal ni mensual que le haga ser responsable de la distribución de sus gastos y de su ahorro y van pidiendo dinero a sus progenitores según les va haciendo falta.

Por otro lado, casi el 70% de los adolescentes no tienen asignadas tareas que les haga merecer la paga que le ofrecen sus padres. Por tanto, precisa el estudio, la mayor parte de ellos reciben la paga independientemente de las tareas que realice en su hogar o en su vida cotidiana. Además, indica que, a pesar de que una «mala conducta» es la única razón por la que los padres quitarían la paga a sus hijos adolescentes (51%), ante comportamientos como no estudiar, no realizar los deberes o sacar malas notas, solo un 30% les retira la paga. En la misma línea, un 80% de los adolescentes reciben algún dinero extra a la semana independientemente de si reciben paga o no.

El informe añade que los jóvenes encuestados consideran que sus padres deberían asignarles una paga que rondara los 16,12 euros semanales, cuando la media es de 13,5 euros. De la cantidad que perciben, solo destinan al ahorro 1,3 euros de media. Los jóvenes también reconocen gastar una media de 12,2 euros a la semana pero su gasto se acerca a los 38,46 euros semana.

El estudio aborda además de estas cuestiones la realidad del adolescente en el año 2013, en lo que se refiere a las actividades que realiza y le gustaría realizar, además de los recursos económicos que reciben, y por qué los reciben, cómo los gastan conociendo la distribución de sus gastos, de dónde obtienen esos recursos; o sus hábitos de acceso a los medios de comunicación digitales, su núcleos de amistad dentro y fuera de la red, relación entre los padres y sus redes sociales, y su vinculación a las marcas.