La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Una Iglesia más “católica”, más universal

]

El Papa Francisco ha congregado en el Vaticano a los cardenales de todo el mundo. Se ha hablado de temas que preocupan de forma especial a la Iglesia, como la persecución y la falta de libertad religiosa que sufren millones de cristianos. Pero sobre todo han comenzado a preparar el Sínodo de Obispos de octubre sobre la familia, en un momento, según el Papa, en el que ésta «es despreciada» y «maltratada», y la Iglesia está llamada a transmitir de forma inteligente y valerosa al mundo la belleza y la bondad del matrimonio y la familia.

A esos dos días de trabajo ha seguido el consistorio en el que han sido creados 19 nuevos cardenales, entre ellos el español Fernando Sebastián. Culmina así una semana muy intensa en Roma, en la que hemos tenido incluso la noticia de que podría estar próxima la beatificación de Pablo VI. No faltan las alegrías, preocupaciones y retos que siente como propios una Iglesia cada vez más católica, más universal, como refleja la composición de un colegio cardenalicio hasta hace no mucho formado casi exclusivamente por europeos. Los nuevos purpurados de América Latina, Asia y África proceden de lugares donde el catolicismo afronta no pocos problemas, pero donde hay una fe joven y pujante, llamada a desempeñar un importante papel en la evangelización, esa gran tarea a la que están convocados los católicos de todo el mundo.