La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Cuatro centésimas de punto

El 34,87% de las declaraciones de la renta en 2012 fueron a favor de la Iglesia

En la última declaración de la Renta, correspondiente al IRPF 2012 (Campaña de la Renta 2013) se ha incrementado el porcentaje de declaraciones a favor de la Iglesia católica, pasando del 34,83% del año anterior al 34,87 % en este ejercicio. Así lo ha explicado en rueda de prensa Fernando Giménez Barriocanal, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, quien ha destacado se han presentado un total de 7.339.102 declaraciones a favor de la Iglesia.  Logo-por-tantos-300x2259

Recordando que mucha gente por sus bajos ingresos no está obligado a presentar declaración y que muchas se han realizado de manera conjunta dentro de la unidad familiar, Giménez Barriocanal ha explicado que la cantidad total recaudada por Asignación Tributaria es de 249.051.689 euros, casi dos millones de euros más que el año anterior. A su juicio, según los  números, “se puede estimar que en torno a 9 millones de declarantes asignaron a favor de la Iglesia, aproximadamente 900.000 más de los que asignaban en el año 2006”, lo que supone “una gran satisfacción” y una “nueva oportunidad de que la Iglesia pueda hacer tanto por tantos que necesitan tanto”.

La Conferencia Episcopal presenta este año, además de los resultados globales de la Campaña de la Renta en España, los datos de la asignación tributaria por Comunidades Autónomas (se adjuntan tablas). Madrid, Andalucía y Cataluña son las comunidades que más recursos aportan al sistema mientras que Castilla La Mancha, Murcia y Extremadura son las Comunidades en las que históricamente se marca más la casilla.

“Cuanto más se conoce más se puede la estima”, afirmó, y añadió que con la campaña Xtantos se ha conseguido “dar a conocer la actividad de la iglesia y qué supone y representa la iglesia en todas sus dimensiones”, parte de lo que es “su misión de ser”.

Preguntado por la subida del IVA y una supuesta renegociación con el Gobierno, Giménez Barriocanal explicó que “en ningún momento la CEE se plantea el retoque de estos parámetros” porque hay que ajustarse a la situación de crisis actual: “si se tienen menos recursos, tendrá que trabajar más”.

En cuanto al Impuesto de Bienes Inmuebles, señaló que “es muy importante destacar que la iglesia no goza de ningún privilegio” sino que “se acoge a la ley de mecenazgo, el mismo régimen que el resto de confesiones religiosas, fundaciones, federaciones deportivas… discutir sobre un posible privilegio es que no es así. La iglesia estará a lo que maque el legislador”.

El actual sistema de asignación tributaria entró en vigor el 1º de enero de 2007. Se incrementó el coeficiente al 0,7% y la Iglesia renunció a la exención del IVA vigente en algunas operaciones, lo que significaba desde esa fecha para las instituciones de la Iglesia un gasto añadido de unos 30 millones de euros (este gasto se ha incrementado en un 31% con la subida del tipo general de IVA del 16% al 21%). Además, con el nuevo sistema, el Estado no garantiza ya ningún mínimo para el sostenimiento básico de la Iglesia. Ha dejado de existir el llamado “complemento presupuestario”, de modo que la Iglesia, para su sostenimiento, sólo recibe lo que resulta de la asignación voluntaria de los contribuyentes y nada de los Presupuestos Generales del Estado.