La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Demagogia en torno a una tragedia

 

Una lamentable tormenta de demagogia se ha desencadenado sobre la tragedia de Ceuta en la que murieron quince inmigrantes subsaharianos en su deseo desesperado de llegar a tierra epañola desde la frontera con Marruecos. Ayer escuchamos con estupor, cómo el portavoz socialista en el Senado hablaba de «tiroteo» contra al grupo de inmigrantes que finalmente llegó a nado a la costa ceutí. El propio secretario general del PSOE, Pérez Rubalcaba, también se había referido en La Mañana de COPE a estos «disparos», aunque tuvo el cuidado de precisar que eran pelotas de goma.

Poco después la izquierda se lanzaba en avalancha en el Congreso contra el Gobierno, pidiendo todas las cintas grabadas con las secuencias de la tragedia. Pero olvidando que los hechos habían ocurrido en aguas marroquíes, donde obviamente no podía intervenir la Guardia Civil. Es lógico el interés humano por conocer los detalles de esta tragedia que ha conmovido a todos los españoles, y también que se examine si las actuaciones fueron las adecuadas. Pero no es de recibo la frivolidad de poner en la picota a la Guardia Civil por intereses partidistas.

La Guardia Civil realiza la custodia de las fronteras en condiciones especialmente difíciles en Ceuta y Melilla, y tiene acreditada una larga trayectoria de atención y acogida humanitaria a los inmigrantes que llegan a nuestras costas. Sí es necesario que se corrijan las leyes y los protocolos de actuación ante situaciones como la vivida, pero que nadie aproveche la tragedia para obtener ganancia política.