La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Casi un centenar de asociaciones de todo el mundo piden a Rajoy que reforme la ley del aborto

Tras el espaldarazo a la reforma de la ley del aborto en el Congreso de los Diputados de esta semana, el Gobierno de Mariano Rajoy ha cosechado un nuevo apoyo: el de 89 asociaciones de todo el mundo que, a invitación de Profesionales por la Ética, han escrito una carta abierta al presidente del Gobierno. RESULTADOS PP

En la carta se le pide que no ceda a las presiones de los lobbies abortistas, que lleve a cabo esa esperada reforma y que la haga más a fondo, que sea una verdadera defensa del no nacido: Así la carta dice, por ejemplo: “le pedimos que ya que se dispone a dar este paso tan importante para el futuro de España y Europa, lo haga sin dejarse influir por presiones interesadas y apruebe finalmente una ley de verdadera defensa del no nacido”. 

Como explica Leonor Tamayo, Directora del Área Internacional de Profesionales por la Ética, «en solo unas horas se adhirieron a la carta más de treinta asociaciones. Y en apenas una semana, entidades civiles de Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Bulgaria, Colombia, Croacia, Ecuador, EEUU, el Salvador, Eslovenia, España, Francia, Guatemala, Holanda, Hungría, Italia, Lituania, Luxemburgo, Nicaragua, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Rusia, Suecia y otras de ámbito multinacional se han dirigido a Rajoy porque el mundo mira a nuestra patria con la esperanza de que se de un paso decisivo en la protección del no nacido y el apoyo a la mujer embarazada.A la carta abierta se han sumado mensajes particulares. «También en muchos lugares», recuerda Tamayo, «se han llevado a cabo acciones de apoyo como las concentraciones de Francia, Hungría y Rumanía o las cartas enviadas a decenas de Embajadas. No obstante, también señala que el anteproyecto de ley de Gallardón es claramente insuficiente, manteniendo el coladero del riesgo psicológico para la madre y sin ayudas eficaces para las madres, el número de abortos muy probablemente no descenderá de manera significativa. Sin embargo, no hay duda de que el hecho de que el aborto deje de ser un derecho es un paso adelante en la buena dirección. En Europa, y en todo el mundo, se mira esta reforma de la ley del aborto con esperanza y con el entusiasmo de quienes ven en esta decisión el punto de inflexión que podría romper la espiral de muerte en la que nuestra sociedad está metida».Entre las asociaciones firmantes destacan francesas como ACPERVie (Association des Chrétiens Protestants et Evangéliques pour le Respect de la Vie)´, Association aide des Femmes Enceintes en Difficulté, Choisir la VIE, belgas como European Dignity Watch, australianas como Endeavour Forum Inc., húngaras como Human Dignity Center, estadounidenses como Population Research Institute, rusas como World Congress of Families, multinacionales como CitizenGo o Alliance Defending Freedom.