La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Javier Cremades: “Hoy la Iglesia está muy necesitada de santos como Juan XXIII y Juan Pablo II”

juan_pablo_iiLa DAP (Delegación de Actos Públicos del Arzobispado de Madrid) ha organizado una Peregrinación diocesana a Roma para todos aquellos que quieran participar en la Canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II.

Javier Cremades, Delegado Episcopal de Actos Públicos, ha señalado que la peregrinación “es una manifestación de agradecimiento de Madrid por la cantidad de veces que, de una manera especial, Juan Pablo II vino aquí, a Madrid, donde ha canonizado, ha consagrado la Catedral, ha estado con los jóvenes en el Santiago Bernabéu, etc. Madrid, por tanto, tiene una cita con él que se remonta a más de 30 años… Eso sí que es para manifestarlo claramente: Juan Pablo II, para la mayoría de todos los madrileños, es el Papa de toda la vida. Y no podemos borrar de nuestras memorias todo lo bueno que hemos aprendido de él y todo lo que nos ha enseñado con su ejemplo. De ahí, como es evidente, el recuerdo tan especial que guardamos de él”.

En referencia a la próxima canonización de los dos Papas, afirma que “el Papa Francisco no sería posible, tal vez, si no hubiéramos tenido a estos dos papas –Juan XXIII y Juan Pablo II- que son papas de apertura, siempre cercanos a la gente, a la sociedad, a los problemas del mundo… ¡son papas santos! Que es lo que la Iglesia, en el fondo, necesita. Hoy la Iglesia está muy necesitada de santos como ellos. Además, Juan Pablo II, que nos atañe de un modo más cercano, vino aquí a recordar que él lo que necesita es hacer santos; de hecho, las canonizaciones y beatificaciones con Juan Pablo II fueron más que con todos los papas de la historia juntos… ”.

Por eso, en alusión a la peregrinación convocada con motivo de su canonización, considera que “es importante la respuesta que tenemos que dar a Juan XXIII y a Juan Pablo II por la deuda grande que tenemos con ellos. A la vez, es una llamada del Papa Francisco que los dos papas nos animan a secundar. Si Francisco se acoge a su memoria es para que, si quiere llevar a la Iglesia a las periferias, también las periferias vayan al Papa a decirle: aquí estamos. Y las periferias son todos los del mundo entero que están preparándose para ir para allá”, a participar en la ceremonia de la canonización de ambos papas.

A aquellos que aún se estén planteando si acudir a esta cita que se desarrollará del 25 al 29 de abril, Javier Cremades les anima a apuntarse a este encuentro porque “hemos recibido mucha gracia de Dios con motivo de la vida de estos papas –en concreto y de modo especial de Juan Pablo II, porque nos ha tocado más de cerca- y es de bien nacidos ser agradecidos. Así que vamos a Roma, y sabemos que allí es donde está Pedro, y donde está Pedro está la Iglesia. Es, al fin y al cabo, una oportunidad muy buena para expresar todo nuestro agradecimiento por todo lo bueno que Dios nos regala”. Además, invita a decir “a quien no pueda acudir a la peregrinación que se una a la misma con todo el cariño a los que vamos”.

Considera que, entre otras cosas, “Juan Pablo II nos ha ayudado a tomar conciencia de que España es la tierra de María. Eso lo ha dicho todas las veces que ha venido. De hecho, las últimas palabras que dijo aquí, cuando se iba, en su última visita, fueron: ‘hasta siempre, España; hasta siempre, tierra de María’. Y este ‘siempre’ también se concreta el próximo 27 de abril, que es la fecha de su canonización, el día en el que nos volveremos a encontrar con él de modo muy particular”, asegura.

En cuanto a la respuesta de la Iglesia que peregrina en Madrid para participar en la peregrinación, Cremades apunta que, de momento, es buena: “ciertamente está yendo bien pero, fiel al modo de actuar de nosotros, los españoles -que somos expertos en esperar al último momento para apuntarnos a todo-, hemos de animar a todos los que lo deseen a inscribirse lo antes posible, ya que las plazas son limitadas y la demanda es muy grande. ¡Ánimo y adelante! Juan XXIII, Juan Pablo II y Francisco nos esperan en Roma. ¡Que todos se animen y se apunten a esta fantástica aventura!”.