La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Injusta sombra de sospecha sobre el Vaticano

 

Apropiándose del buen nombre de Naciones Unidas, organismo con el que la Santa Sede mantiene una estrecha relación, el Comité sobre los Derechos del Niño de la ONU ha arremetido con inaudita dureza contra la Santa Sede. El Comité, del que forman parte Arabia Saudí, Tailandia o Siria, acusa al Vaticano de no recocer la magnitud de los abusos a menores en la Iglesia. Se trata de una afirmación gravísima, que ignora toda la documentación expuesta hace unas semanas por el representante de la Santa Sede durante una larga comparecencia de 8 horas. El Padre Lombardi insistió el viernes en que parece que el informe estaba escrito ya de antemano, y se basa en prejuicios más que en hechos.

Aun admitiendo que un solo caso de abuso a un menor sería intolerable, Lombardi destacó que el Vaticano ha puesto en marcha medidas de transparencia, prevención y lucha contra esta lacra como no ha hecho ninguna otra institución. Se lanza además una sombra de sospecha contra toda la Iglesia, cuado estos lamentables casos de abusos son muy inferiores a los que se registran en otros ámbitos, a pesar de que se les dé mucha menor publicidad. Pero además el Comité de la ONU aprovecha para arremeter contra la doctrina moral de la Iglesia, y llega a demandarle que acepte el aborto. El documento, en definitiva, está lleno de afirmaciones delirantes con la única finalidad aparente de desprestigiar a la Iglesia, por lo que sería de justicia que las Naciones Unidas se desmarcaran claramente de él.