La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Sí a la vida es mucho más que No al aborto

 

«Siempre a favor de la vida». Éste es, en síntesis, el mensaje que han lanzado esta semana los obispos españoles, seis palabras que resumen la enseñanza que insistentemente proclama la Iglesia. “Sí a la vida” es mucho más que “no al aborto”. Conviene resaltarlo, porque la imagen que reflejan los medios de comunicación rara vez hace justicia a esta realidad. Por eso también el Papa ha pedido no insistir en este tipo de cuestiones fuera de contexto, y al mismo tiempo, ha animado a hacer más para acompañar «a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras», como las que han sido víctimas de una violación o viven en situación de extrema pobreza.

Es necesario denunciar las leyes injustas, pero en sociedades que dramáticamente han perdido la noción sobre el valor precioso e incondicional de la vida humana los planteamientos de tipo ideológico llegan a ser contraproducentes, viene a decir el Papa Francisco. Quien mire la realidad sin una venda de dogmatismo en los ojos no puede dejar de conmoverse al ver el compromiso de tantos católicos, ofreciendo su vida en defensa de los niños, de las embarazadas en dificultades o de las mujeres que intentan superar el trauma de haber abortado. Esos testimonios son la mejor pedagogía provida, y el mejor argumento también para desmontar la falacia que hipócritamente identifica el aborto con la defensa de los derechos de la mujer.