La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
El Santo Padre expresó su apoyo a la manifestación pro-vida que se realizó en Roma

Francisco: Generar la vida es generar el futuro

franciscoangelus2“Hoy se celebra en Italia la “Giornata per la Vita”, que tiene como lema: “Generar futuro”. Con estas palabras el papa Francisco saludó la manifestación que se realiza en Roma, a la cual participaron miles de personas, y que se unieron a las que se realizan a otras seis capitales europeas: París, Madrid, Bruselas, Luxemburgo, Roma, Varsovia y Bucarest. El lema general fue: # Familiofobia-Stop.

El Santo Padre dirigió su saludo y animó “a las asociaciones, a los movimientos, a los centros culturales empeñados en la defensa y promoción de la vida”. En lo específico se refirió a la manifestación en Italia: “Me uno a los obispos italianos y reitero que “cada hijo es rostro del Señor amante de la vida, y un don para la familia y la sociedad”, citando esta parte del mensaje por la 36° Jornada Nacional por la Vida.

“Cada uno en su propio rol -prosiguió el Papa- y en el propio ambientes se sienta llamado a servir la vida, a acogerla, respetarla y promoverla, especialmente cuando es frágil y necesitada de atención y de cuidados, desde el regazo materno hasta su fin sobre esta tierra.

El Santo Padre saludó también “al vicario de Roma, y a todos los que se empeñan en la diócesis de Roma para animar la Jornada por la Vida”, y expresó su aprecio “a los docentes universitarios que en esta circunstancia han dado vida a conferencias sobre las actuales problemáticas relacionadas con la natalidad”.

Al concluir su mensaje después de la oración del ángelus, desde la ventana de su estudio que da a la Plaza de San Pedro, indicó su solidaridad con las poblaciones de Roma y Toscana que sufrieron por las fuertes lluvias, e invitó a ayudarlas y ser solidarias. Saludó también a los estudiantes españoles de Villafranca de los Barros y Zafra, a los devotos del beato Stefano Bellesini provenientes de Verona, a los fieles de Taranto y a los coros de Turriaco, de Modena y de la provincia de Taranto.


Y concluyó con su desde de un buen domingo y su “ ¡Buon pranzo, e arrivederci!”.