La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Una novedad llamada Susana Díaz

La nueva presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tiene previsto proponer al presidente Rajoy que lidere un pacto para la regeneración política y la lucha contra la corrupción, lo que significa una novedad en la galaxia socialista. Eso es lo que el propio Rajoy ha propuesto reiteradamente al secretario general del PSOE, que hasta el momento ha preferido romper con el Gobierno y con el Partido Popular. Este doble lenguaje está minando el futuro del PSOE como partido de gobierno, como se vio ayer en el curioso diálogo de sordos que mantuvieron en Ferraz la líder andaluza y Rubalcaba.

No sabemos hasta qué punto ambos dirigentes socialistas están jugando a “poli bueno y poli malo” a la hora de hablar con Rajoy y de proyectar su imagen a la opinión pública. Pero resulta evidente la confusión que reina en el seno del partido socialista a propósito del concepto de España y de la Constitución. Parece que Susana Díaz tiene clara no solo la identidad española de su partido sino la unidad de España y la necesidad de que las dos principales formaciones políticas se pongan de acuerdo para abordar los desafíos del momento. No obstante, su credibilidad como presidenta de la Junta y como líder de su partido en Andalucía, pasa por la actitud que muestre a propósito del escándalo de los Eres falsos que cada día adquiere mayores dimensiones.