La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Hablar solos, de Andrés Neuman

Clasificación: Novela hispanoamericana

Precio: 18 €, ebook 9,99 €

Editorial: Alfaguara  Hablar solos, de Andrés Neuman

 

 

Hace ya algunos años quedé tan asombrado al visitar una casa ante la presencia abrumadora de libros, que no pude evitar contarle el chascarrillo a mi director de tesis, Luis Blanco Vila. Cuando le comenté que en esa casa había libros hasta en el cuarto de baño me contestó que le parecía muy buena idea –les aseguro que no parecía estar de broma- que había una serie de autores idóneos para leer en el cuarto de baño. Mencionó seguro a Francisco de Quevedo y a James Joyce.

Por otros motivos, el libro que hoy recomendamos, Hablar solos, de Andrés Neuman –Editorial Alfaguara- podría ser de esos que están especialmente indicados en un espacio tan cerrado y tan íntimo como el que hemos mencionado.

Y es que no cabe duda que no podría achacarle a Andrés Neuman nuestro respetado José Ortega y Gasset lo mismo que le dijo a Ramón María del Valle-Inclán. A saber, aquello de que se dejara de princesas encantadas y que se abriera las tripas para estamparlas en un libro. Neuman lo hace, y de qué manera.

El título no puede venir más a cuento porque se trata de una novela compuesta de las distintas confesiones de los personajes que forman el universo de la historia. Encontramos en dichas confesiones un contraste brutal que va desde la inocencia del niño de diez años que sabe que algo pasa con su padre, aunque no detecta exactamente qué. Hasta las del padre, que sabe que su enfermedad va a culminar inevitablemente en la muerte. Pasando, cómo no, por la madre, que vive entre las ánsias de saber que va a perder a su marido, la “ilusión” entre mil comillas, de tener un nuevo amante, que para más Inri resulta ser el médico de su marido, y su propio sentido de culpa por esta relación.

Estos ingredientes no pueden traer otra cosa que emociones más que fuertes, fortísimas, y en este sentido, advertimos que se trata de un libro de extrema dureza no apto para todas las sensibilidades.

Ese baile de Eros y Tánatos que se nos anuncia en la contraportada no puede ser más real, más explícito, y por lo tanto, de una autenticidad literaria que a algunos llamará mucho la atención en el sentido de descubrir por fin un libro que ahonde realmente en los instintos humanos, pero por otro, puede molestar a lectores acostumbrados a lecturas más descafeinadas. Vemos necesario advertirlo sin más moralinas ya que entendemos que, literariamente, el valor del libro es incuestionable. Insistimos en la autenticidad del mismo y en que habrá algunos lectores que deberían estar esperando algo así. Algo que sí encontramos en el cine y que ahora podrán encontrar en formato novela.

El aspecto formal se podría asociar al falso bolsillo por lo manejable y ligero de la edición, no así por el tamaño, el habitual en las novelas de Alfaguara. Por tanto, encontraremos las ventajas del bolsillo, y las de la novela al uso, en el sentido de una letra muy amigable, unos blancos generosos que ayudan a descansar bastante la vista. En la cubierta encontramos una puerta de garaje blanca en la que se proyectan las sombras de una mujer y un hombre, más que posiblemente, discutiendo.

 

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado

Doctor en Lengua y Literatura