La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

The Family Watch reclama “reconocimiento social y económico” para los padres de familia a través de políticas de apoyo

familia-hijos(1)The Family Watch ha reclamado al Gobierno de España que promueva el “reconocimiento social y económico” de los padres y madres a través de políticas de apoyo a las familias, beneficios fiscales y ayudas económicas a fin de “volver a poner manifiesto la importancia de la paternidad” que, según ha recordado, “durante años ha pasado inadvertido”.

   La petición de la organización coincide con la próxima celebración, este viernes, del ‘Día Mundial de los padres y madres’, establecido por las Naciones Unidas y que este año se celebra por primera vez.

   En este sentido, la asociación ha recordado que las dificultades económicas de las parejas, así como la dificultad para conciliar la vida laboral y la familiar, el retraso en la edad de emancipación y la falta de estabilidad en las parejas han provocado un descenso de la natalidad hasta alcanzar la tasa de 1,36. La cifra contrasta con los últimos datos de la OCD, que indican que la mayoría de las mujeres españolas querría tener dos hijos, según ha explicado The Family Watch.

   Además, la organización ha hecho hincapié en que, mientras la esperanza de vida de los españoles aumenta de forma anual, la proporción de ciudadanos cotizantes frente al número de menores, jubilados y dependientes desciende continuamente y se sitúa actualmente en 65 frente a 35. Así, ha alertado de que “se atisba la llegada de la temida igualación de ambos colectivos” que hará que “el Estado del Bienestar sea ciertamente insostenible”.

   La organización ha criticado la falta de políticas de apoyo a la familia “que no sean meramente cosméticas o coyunturales” y ha advertido de que “los problemas económicos a corto plazo están agravando los grandes retos que tiene España a largo plazo, el más importante de los cuales es la demografía”.

   Así, ha señalado el ejemplo de Francia donde “la natalidad ha alcanzado ya prácticamente el nivel de reemplazo generacional” y ha asegurado que, para ello, es necesario un acuerdo para que las políticas de apoyo a las familias “no dependan del vaivén del gobierno de turno, sino que los padres sepan a qué atenerse a lo largo de los años que dura la educación de sus hijos”.