La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Murcia y el diálogo entre judíos y cristianos

Lo sefardí está de moda. También en la Iglesia.

Durante estos días se celebra en la Universidad Católica San Antonio de Murcia la primera Semana Cultural Sefardita, organizada conjuntamente con la Fundación Don Juan de Borbon España-Israel, cuyo presidente es el judío sefardita Sadia Cohen, empresario venezolano de origen melillense. Esta iniciativa universitaria cuenta con la colaboración de la Universidad hebrea Bar-Ilán de Tel-Aviv.

El hecho de su celebración es calificado por los especialistas en el diálogo judaísmo-cristianismo como histórico, puesto que es el primero que se celebra en España desde la expulsión de los judíos en el s.XV.

Muestra de la relevancia que le mundo judío ha dado a este encuentro, en un ámbito universitario, es la presencia del Gran Rabino de Israel, Slhomo Amar, y de un grupo no desdeñable de rabinos de distintos países, como Sir David Rosen, que representa al Gran Rabinato en el diálogo judíos-católicos con la Santa Sede, así como con la asistencia de personalidades políticas como Dalia Itzik, que fue presidenta de Israel y de la Kneset.

También estarán presentes el cardenal Antonio Cañizares, Prefecto de Culto Divino; el obispo de Cartagena, monseñor Juan Manuel Lorca; y el obispo del Callao (Perú), monseñor José Luis del Palacio, miembro de las Comunidades Neocatecumenales, una de las realidades de Iglesia que más están trabajando en este diálogo entre judíos y cristianos. Los organizadores han destacado, en declaraciones exclusivas para esta columna, que “este acto, servirá sin duda para un mejor conocimiento mutuo de los españoles”. El Papa Francisco ha enviado un mensaje personal de apoyo y estímulo.

Los principales periódicos israelitas se están haciendo eco de este acontecimiento que puede acercar más a España y a Israel. Tampoco se puede negar que este encuentro personas y, por ende de culturas, se realiza con una potencia económica y tecnológica, un país desconocido en tantos aspectos.

José Francisco Serrano Oceja
jfsoc@ono.com