La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Monseñor Barrio recuerda que la transmisión de valores cristianos forma personas auténticas

Monseñor Julián Barrio, arzobispo de Santiago de Compostela, pronunció ayer en Carballo una conferencia sobre “Familia transmite a Fe”, dentro de los actos programados por la Parroquia de Carballo con motivo de la XXVI Semana da Familia, una iniciativa que comenzó el pasado domingo y que en esta ocasión sirve para celebrar el Año de la Fe.  santiago

En su intervención, el arzobispo compostelano aludió a la importancia de la familia y a su insustituible tarea educadora sobre los hijos. “La familia”, dijo monseñor Barrio, “todavía posee grandes posibilidades como educadora en valores como la acogida cálida, el sentido de respeto y de justicia, el diálogo, la gratuidad, la generosidad, la fidelidad, la capacidad de sacrificio, la comprensión, la no-competitividad, el amor solidario… Si estos valores no se cultivan en su seno, es muy posible que nadie lo haga en su lugar porque en la sociedad actual son ignorados o manipulados”.

            El arzobispo de Santiago explicó, además, que la sociedad actual plantea retos a la tarea de los padres como educadores, pero también grandes posibilidades y aseguró que la principal tarea es “formar personas” libres y responsables que acojan la verdad del mensaje evangélico de Jesucristo. “Educar a un hijo”, comentó monseñor Barrio, “no es lograr que “esté contento” a toda costa, que no le falte de nada. Educarle es favorecer su desarrollo como persona en sus conocimientos, en sus comportamientos, en sus convicciones y sus actitudes. La persona se logra cuando se siente amada y puede amar. Por otra parte, sólo quien ama educa de verdad”. Y recordó que “aprendiendo las primeras palabras, los hijos aprenden también a alabar a Dios, al que sienten cercano como Padre amoroso y providente; aprendiendo los primeros gestos de amor, los hijos aprenden también a abrirse a los otros captando en la propia entrega el sentido del humano vivir. La misma vida cotidiana de una familia auténticamente cristiana constituye la primera ‘experiencia de Iglesia’.

            Monseñor Barrio agradeció, además, el testimonio de compromiso cristiano de muchas familias que “viven su matrimonio y su relación familiar con valentía e ilusión. Sin ruidos, sin aspavientos, pero con el vigor y la eficacia del amor de cada día, del trabajo, del esfuerzo callado, seguís siendo sacramento que nos recuerda el verdadero amor, el de Jesucristo. Sois esperanza para nuestro mundo, luz y estímulo para tantos matrimonios y familias rotas. Sois testimonio de fidelidad, de resistencia a tanto ataque absurdo a la familia”.

La XXVI Semana da Familia de la Parroquia de Carballo proseguirá en los próximos días con distintos actos y encuentros. Mañana martes, las familias de la parroquia tendrán ocasión de atender las explicaciones de expertos de la Guardia Civil sobre posibilidades y riesgos de internet y nuevas tecnologías en los jóvenes. El jueves día 2 se celebrará una conferencia de Jorge Mira Pérez, catedrático de Física Aplicada de la USC, quien hablará sobre “Reflexións sobre o feito da creación e mestura ciencia-relixión”. Al día siguiente, el obispo de Teruel y Albarracín, monseñor Carlos Escribano, visitará la parroquia en la que fue bautizado y compartirá un encuentro con los miembros de la parroquia. A lo largo de la semana, además, habrá celebraciones de Primera Comunión y una celebración comunitaria de la Unción, coincidiendo con la Pascua del Enfermo, una jornada que se celebrará el próximo domingo día 5 de mayo.