La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
MIENTRAS GALLARDON AVISA QUE “SEGUIRA ADELANTE”

Rubalcaba anuncia que hará “todo lo posible” para que la reforma de la ley del aborto no llegue al Congreso

607616_rubalcaba_congreso_psoe_foto300x168El Secretario General del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, no deja de buscar las ocasiones para arremeter contra el Gobierno a propósito de la anunciada reforma de la ley del aborto que, el pasado sábado, aseguraba el ministro de Justicia “sigue adelante”. Ayer, el líder de la oposición se reunía en un acto organizado por su partido “en defensa de los derechos de las mujeres” para insistir en su rechazo a la reforma e indicar que harán “todo lo que pueda” para que la propuesta del PP no llegue siquiera al Parlamento aunque reconoció que con sus 110 diputados “poco podrá hacer”.

Rubalcaba volvió a su cantilena habitual: que la reforma de la ley conducirá a “clandestinizar” el aborto de manera que solo las mujeres con dinero podrán practicarselo mientras que las que no dispongan de recursos se arriesgarán a condiciones sanitarias muy malas e, incluso, pondrán en riesgo su libertad. Port supuesto, nada dijo sobre la libertad del no nacido a la vida, que es cosa que los socialistas y ls izquierda en general han olvidado en sus argumentos abortistas al anteponer la libertad de matar al hijo no nacido al derecho a nacer. En este contexto, Rubalcaba apuntó que para lograr que la reforma de la ley no llegue a debatirse siquiera hace falta que los ciudadanos hagan saber que no la quieren” dando así a entender que una movilización de la sociedad podría frenar el propósito del Gobierno. También recordó que con la ley socialista no se obliga a nadie a abortar en Espñaa mientras que con la ley que prepara el Gobierno “volvería la hipocresía”.

Pero donde más ha hecho hincapié el líder socialista en su habitual falacia sobre los supuestos “débitos” que tiene el Gobierno con la Conferencia Episcopal Española aparte de que considera que el Gobierno quiere contentar al “sector más duro” del PP para que se sienta cómodo al no tener ninguna satisfacción que llevarse a la boca.

Para el líder de la oposición, «la relación de la derecha con la igualdad»  en el campo de relación hombre-mujer “roza lo ideológico y lo moral». Finalmente, se ha definido como «un activista en favor de los derechos de las mujeres» que «no da la batalla por perdida» y ha apuntado que el PSOE cede su «protagonismo y siglas en favor de la defensa de la mujeres a elegir su embarazo».

Por su parte, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró este sábado pasado que el Gobierno va a «seguir adelante» con el compromiso que tiene con la sociedad española, un compromiso que, según ha dicho, pretende «buscar la recuperación del consenso que, durante muchos años, estuvo vigente en España y que se rompió unilateralmente por el Gobierno socialista en el 2010, no retornando a la ley de 1985, sino corrigiendo los efectos que tenía»..

En este sentido, recordó que sobre esta materia «ha hablado el Tribunal Constitucional, hay tres sentencias y el legislador cuando el TC, máximo intérprete de la Constitución, ha dictaminado, no tiene libertad para legislar en cualquier dirección sino que tiene que ajustar su norma a aquello que ha dicho el TC que manda la Constitución». «Es lo que vamos a hacer», ha declarado.