La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

¿Pacto de Toledo? Se necesita un gran pacto por la maternidad

El Gobierno prepara una nueva reforma de las pensiones sólo 4 meses después de la entrada en vigor de la impulsada por Rodríguez Zapatero. El asunto está en manos de una comisión de expertos, pero el Ejecutivo ha enviado un documento a la Comisión del Pacto de Toledo en el que plantea propuestas como retrasar más allá de los 67 años la jubilación, elevar a 40 los años cotizados o suprimir la revalorización de las pensiones con el IPC, lo que en definitiva significa trabajar más para cobrar menos. Bruselas pide más ajustes, también en pensiones, pero aunque esto no fuera así, el sistema actual es insostenible. A corto plazo son inevitables duros ajustes.

Lo incomprensible es la ausencia de una estrategia a medio y largo plazo, cuando la única esperanza realista de cobrar una pensión el día de mañana para millones de españoles sería que los principales partidos políticos dejaran de lado sus prejuicios ideológicos y transformaran el Pacto de Toledo en un gran Pacto por la familia. Los últimos datos del Padrón confirman que España pierde habitantes. Es consecuencia del regreso de muchos extranjeros a sus países, pero también de la continuada caída de la natalidad. Sólo en el último año el número de menores de 3 años ha descendido en 85 mil, mientras que los mayores de 65 aumentaron en más de 110 mil. Se trata de un suicidio demográfico en toda regla que provocará el colapso del Estado social, a menos que empiece a instalarse ya un nuevo clima cultural y político proclive a la maternidad.