La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
CARITAS EXPRESA SU ADMIRACION POR EL TESTIMONIO DE ESPERANZA QUE DAN LOS PARADOS QUE SIGUEN BUSCANDO EMPLEO

El trabajo es una exigencia ética, moral y de justicia además de un derecho y un deber, recuerda Cáritas

Ayer se presentó en Madrid el informe “Cáritas con el empleo: Memoria 2012” en el que se recoge que en sus servicios de apoyo al empleo y la formación atendieron el pasado año a 81.613 personas. Ana Abril, directora del Área de Desarrollo Social e Institucional, y Félix Miguel Sánchez, Coordinador de Equipos de Promoción de Derechos y Economía Solidaria han explicado las acciones desarrolladas, las personas atendidas y los recursos humanos y económicos empleados.  caritas

Ana Abril mostró su admiración por las personas que cada día siguen buscando trabajo porque eso les hace “valientes, capaces de continuar y perserverar” y, además,“son “signo de esperanza y testimonio de que hay cosas que se pueden hacer”. “Tienen, añadió, toda nuestra admiración”. En este sentido, recordó las palabras de Benedicto XVI para reiterar que “uno de los derechos y deberes más amenazados es el derecho al trabajo”. “Es una exigencia ética, moral y de justicia invertir esta realidad”, alertó, ya que vienen implícitos otra serie de derechos como vivienda, renta…

Félix Miguel Sánchez, explicó que han aumentado los parados de más de un año del 55% al 56,15%, y de más de dos años del 32,3% al 33,8%. Advirtió que según el informe de la EPA dado a conocer esta mañana, ya son 6.202.700 personas las desempleadas en nuestro país. “Hasta hace tiempo el 80% de las personas tenía cobertura del sistema, hoy 1 de cada 3 no los tiene”. En este contexto ha apuntado que en el informe de Cáritas “las personas son las protagonistas”, de ahí que debamos ir a “las causas de la crisis” y a una “reflexión”.“Es esencial para las personas paradas durante más de dos años que les devuelvan la confianza por delante de los mercados”, señaló.

También, marcó tres guías: dignidad, bien común y destino universal de los bienes. “Apelamos a las autoridades, gobiernos, responsables y a empresas a que la función social sea el centro de las decisiones”. Y se necesita, ha dicho,“una respuesta ética a esta llamada”.

Por su parte, el Coordinador de Equipos de Promoción de Derechos y Economía Solidaria destacó que en el informe se recogen las palabras de 81.613 protagonistas como Soledad, Laura, Antonia o José Manuel, que han participado en los Programas de Empleo de Cáritas, que, según ha matizado busca cumplir tres objetivos: “un papel activo en la búsqueda y creación de empleo, honradez y transparencia en la gestión pública y control del gasto público”. Y pidió que la crisis “no sea excusa para el deterioro de los derechos fundamentales de las personas” y ha animado a un cambio: “Podemos y debemos consturuir algo nuevo, un cambio incluso en el conjunto de la sociedad”.

Finalmente, puso de manifiesto que los recursos, los voluntarios y los profesionales siguen siendo los mismos: “nuestro objetivo no es llegar a cuantas más personas mejor sino atender con calidad y eso lo hacemos con los recursos que tenemos”. Y concluyó hablando del incremento de los recursos de Cáritas, gracias a la generosidad de los españoles: “España sigue siendo solidaria”.