La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Monseñor Osoro asegura en Santiago de Compostela que “la acogida cristiana es imprescindible en la nueva evangelización”

OsoroEl arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha señalado ayer por la tarde en Santiago de Compostela, que “la acogida cristiana es imprescindible en la nueva evangelización” y ha destacado que esa acogida implica interesarse por las situaciones de los que sufren, “no con el interés de la simple curiosidad, sino con el interés por sus necesidades reales”.El prelado, que ha intervenido en el I Congreso Internacional de Acogida Cristiana y Nueva Evangelización que se celebra en Santiago de Compostela, ha presentado la acogida como “valor humano y cristiano”, pero también como “elemento sustantivo en la propia pastoral de la Iglesia” y como “signo de catolicidad”.

Después de subrayar cómo “para el primer anuncio de Jesucristo es esencial crear todo un ámbito de acogida”, monseñor Osoro ha destacado también la necesidad de esa acogida en la “situación cultural nueva” que el papa emérito Benedicto XVI llamó “la gran emergencia educativa”.

Como ejemplo de la “pedagogía de la acogida cristiana”, el prelado ha mencionado la parábola del Buen Samaritano. En este sentido, ha descrito cómo “en el camino de la vida y de la historia encontramos muchos heridos, quizás hoy más que nunca” y, ante ellos, “muchos pasan de largo sin decirles dónde está la felicidad, o no saben hacerlo o prefieren vivir para sí mismos”. Sin embargo, “hay otros que paran, porque dejan de lado todas las demás preocupaciones y ponen en el centro de la vida al que se encuentra tirado”. De ahí, ha continuado el Arzobispo de Valencia que “la cercanía es esencial para que el tirado o el herido sienta el amor del otro”.

Además, retomando la parábola, monseñor Osoro ha evocado cómo al final el Buen Samaritano le pide al posadero que cuide de quien ha encontrado herido y que lo que gaste en esa atención, se lo devolverá a la vuelta, “es decir, nunca será abandonado y siempre recordará lo que debemos hacer con el otro”.

Monseñor Osoro se ha referido, también al reciente llamamiento del papa Francisco a “ir a las periferias” y ha destacado que la acogida cristiana implica “interesarse por las situaciones de quienes llegan a nosotros, no con el interés de la simple curiosidad, sino el interés por sus necesidades reales”, lo que lleva a “observar y darse cuenta de lo que necesitan y llevarles a quien puede dar solución a su situación, Jesucristo”.

Finalmente, ha destacado que la acogida cristiana, “tiene su paradigma en la Santísima Virgen María” y se realiza “cuando hay una experiencia viva de haber acogido a Dios en la vida de uno”. Por ello, la acogida cristiana, “provoca con quienes estamos el reconocimiento de Dios”, al tiempo que “llevando a Dios sentimos la necesidad y la urgencia de ira a acoger a los demás y provocar en esa acogida reacciones de experiencia viva de Dios”.

Monseñor Osoro, ha pronunciado su conferencia con el título “La acogida: dar razón de la propia fe” en el Aula Magna del Instituto Teológico Compostelano, ubicado cerca de la Catedral, en el monasterio San Martín Pinario, donde se desarrolla el simposio.

El simposio, que se clausurará mañana, miércoles, a las 12 horas con una misa en la Seo compostelana, ha sido organizado por el Cabildo de la Catedral de Santiago en colaboración con los delegados de Peregrinaciones del Camino y está dirigido a todos los agentes, asociaciones, congregaciones religiosas y delegados diocesanos que realizan su labor pastoral en el Camino.

En el congreso intervienen, también, el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, y el arzobispo de Oviedo, monseñor Jesús Sanz, así como los obispos de Le Puy-en-Velay (Francia) y de León, monseñores Henri Brincard y Julián López Martín, respectivamente, entre otros ponentes.