La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

La reforma de la ley del aborto: Gallardón responde al PSOE que el verdadero progreso está en la defensa de la vida

gallardonEl ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, ha reiterado en el Congreso que ninguna mujer irá a la cárcel por el hecho de abortar, al mismo tiempo que ha defendido que esta ley protegerá a las mujeres porque en el aborto «la mujer no es la culpable sino la víctima». Igualmente insistió en que el verdadero progreso está en la defensa de la vida. Desde el PSOE, la portavoz socialista en la materia, Carmen Montón, que había criticado la ausencia de la ministra e Sanidad Ana Mato, preguntó al titular de Justicia cuáles son las razones que le han llevado a este Ejecutivo a reabrir el debate del aborto, y si éste se circunscribe a criterios externos y ajenos al PP, o a “intromisiones” de la Iglesia Católica.

El ministro se defendió preguntado a su vez al PSOE por qué modificó la normativa en 2010, «de forma sorpresiva y unilateral», si el Tribunal Constitucional estableció una doctrina en 1985, que modificó esa normativa de hace 28 años que, además, convivió con los anteriores Ejecutivos socialistas de Felipe González y, durante seis años con Zapatero. Pero entró en el debate y, entre otros puntos, afirmó que su reforma responde a su programa electoral, todo lo contrari de lo que hizo el PSOE en 2010 al llevar la reforma de la anterior ley del aborto, aparte de que respetará el derecho a la no discriminación a todas las personas, según las recomendaciones hechas en octubre de 2011 por la Convención de Naciones Unidas de Discapacidad a España, a quien dio de plazo hasta 2015 para subsanar las «contradicciones» entre la ley española y dicha Convención, que España ratificó en 2008.

Por ello, el ministro pidió al PSOE que no reclamase al Gobierno que abdique de una de sus convicciones «más esenciales»: «que el derecho a la vida tenga que ser protegido por cualquier persona que crea en la Constitución española y en los derechos humanos». En este sentido, el ministro señaló que el legislador no puede redactar las leyes en contra de lo dictado, hasta en tres sentencias por el Tribunal Constitucional sobre el aborto.

Según detalló, el Alto Tribunal establece con «rotundidad» en esa «doctrina inteligente, sutil, razonablemente compleja y sosegada» que «cuando existe un conflicto entre dos bienes jurídicos, ambos protegidos por la Constitución, el legislador no puede ser cobarde y esconder su responsabilidad y, por mucho que suscite aplausos a corto plazo y dolor a largo plazo, no puede olvidar la defensa de uno de esos bienes jurídicos».

Al mismo tiempo, recordó que el TC ya dictaminó que el concebido no nacido es un bien jurídico protegido por la Constitución, que cuando entra en conflicto con otros bienes jurídicos protegidos por la misma, como es el derecho de la mujer a su desarrollo personal, el legislador tiene que resolver el problema, pero no suprimir uno de los dos bienes jurídicos que “es lo que ustedes hicieron y proponen al querer mantener la Ley de 2010″.

Añadió además frente a las críticas reiteradas de la diputada socialista  que el PSOE hace un discurso «antiguo y superado», un comentario que suscitó las protestas socialistas desde sus escaños, a la vez que insistió en que está convencido de que el «auténtico progreso le hará hacer una autocrítica severa» al PSOE.

Finalmente, tanto Gallardón como Montón han querido recordar qué hicieron cuando en 1985 se aprobó la anterior Ley del Aborto. El ministro de Justicia ha recordado que se acababa de sacar la oposición de fiscal y que ayudó a su padre a elaborar el recurso que presentó el PP ante el Tribunal Constitucional, y que daría como fruto la citada doctrina de 1985. «Esa sentencia del TC reconoce el derecho a la vida, de las mujeres, dice que esos derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás y en este caso del concebido no nacido. No tenga ninguna duda de que la oportunidad de sacar adelante este proyecto y de volver a la defensa de los valores reconocidos por el TC y desde el más absoluto respeto a los derechos de las mujeres, de dar una batalla por los derechos de los más débiles justifica mi vida política», recordó. Montón, por su parte,se encontraba en la Plaza de las Cortes reivindicando los supuestos derechos de las mujeres para poder decidir sobre su maternidad.

En el debate también participó la dirigente socialista Elena Valenciano ala cualel ministro le dijo secamente qu el auténtico progreso está en la defensa de l vida.