La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

La Junta de Andalucía contra la libertad de enseñanza

Miles de profesores, padres y alumnos andaluces están desconcertados. No les falta razón. La Junta ha vuelto a mostrar el verdadero aprecio que tiene por la libertad con las nuevas medidas de acoso emprendidas contra los colegios concertados.  Se sienten engañados por el Gobierno de Griñán que ha revisado la política de conciertos y ha retirado subvenciones, con unas  decisiones arbitrarias que afectan directamente a la libertad de elección de centro de miles de familias. No es de recibo que el Gobierno de todos los andaluces arremeta de esta forma contra colegios de un reconocido prestigio, una larguísima tradición educativa y que son altamente demandados por los padres. Con el sectarismo de la Junta sale perdiendo toda la sociedad andaluza.

En lugar de ahogar por la vía económica a los colegios que han demostrado su buen hacer, la Junta debería preocuparse por mejorar la enseñanza pública sin ir contra ningún otro modelo educativo. La Constitución Española reconoce explícitamente la libertad de enseñanza y la libertad de los padres a la elección de la formación religiosa y moral de los hijos. Más le valdría a la Junta aplicarse la letra y el espíritu de la Ley en lugar de utilizar la educación como arma de confrontación política, y ya de paso dejar de poner palos en las ruedas de la escuela concertada, que a pesar de las dificultades, y con mayor empeño si cabe en esta época de crisis, está prestando un impagable servicio a toda la sociedad.