La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Mons. Martínez Camino: “La transparencia es el modo de actuar de la Iglesia con los dineros”

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Juan Antonio Martínez Camino, compareció ayer en rueda de prensa para presentar los trabajos realizados durante la CI Asamblea Plenaria, que se ha desarrollado esta semana en Madrid, y en la que han participado 74 de los 77 obispos en activo.  En la Asamblea se ha aprobado un nuevo catecismo con motivo de la beatificación el año de la fe, que se celebrará el próximo mes de octubre en Tarragona, donde se conserva la tradición de los primeros mártires hispanos.

Con el lema “Los mártires del siglo XX en España, firmes y valientes te  Mtnez Camino ceestigos de la fe”, el mensaje con motivo de la Beatificación del año de la fe en Tarragona.  Mons. Camino explicó que comienza con una cita de la Porta Fidei, que recuerda que el siglo XX ha sido llamado como el siglo de los mártires”. Y es que “el testimonio de miles de mártires y santos ha sido más fuerte que las insidias y violencias de los falsos profetas de la interreligiosidad y del ateísmo”.

Mons. Camino subrayó que ahora, con motivo del año de la fe y por segunda vez después de la beatificación del 2007, otro “grupo numeroso de mártires” será beatificado en Tarragona el 13 de octubre, entre ellos, tres obispos, numerosos sacerdotes diocesanos, sobre todo de Tarragona, y religiosos y religiosas.  “La mayoría de ellos eran jóvenes”, apuntó, aunque también” hay ancianos, hombres y mujeres”. “La Beatificación del Año de la fe es una ocasión de gracia, de bendición y de paz para la Iglesia y toda la sociedad”, destacó. “Los mártires murieron perdonando, por eso son mártires de Cristo. Celebrando su memoria y acogiéndose a su intercesión, la Iglesia dese ser sembradora de humanidad y reconciliación en una sociedad azotada por la crisis religiosa, moral, social y económica, en la que crecen las tensiones y los enfrentamientos. Los mártires invitan a la conversión”.

Desde 2005 las beatificaciones y canonizaciones las presidía siempre el Papa, pero ahora es un Delegado. Y Benedicto XVI designó como Delegado Pontificio sea el Presidente de la Congregación de las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato.

“La transparencia es el modo de actuar de la Iglesia con los dineros”

En el turno de preguntas, Mons. Martínez Camino se pronunció sobre la posibilidad de incluir a la Iglesia en la ley de transparencia. “La transparencia es un modo ordinario de funcionamiento en las cuestiones económicas en la Iglesia, de hecho ya se está actuando así”.  En este sentido, añadió que este año se está realizando una auditoría externa con una empresa. “La transparencia es el modo de actuar de la Iglesia con los dineros”, apostilló.

En cuanto a la partida destinada a la educación, consideró que “los colegios católicos concertados reciben un concierto para pagar a los profesores, pero ese dinero es el que reciben los colegios laicos y los no católicos. Es una ayuda, el modo en que el Estado financia el ejercicio de la libertad de la enseñanza, para los padres que eligen los colegios católicos, laicos o laicistas, puedan ejercer su derecho a buscar un tipo de enseñanza que ellos deseen”. Por tanto, se trata de “unos fondos con los que el Estado apoya a los padres de España para que puedan elegir el tipo de enseñanza moral y pedagógica que deseen para sus hijos”.  “Otro punto, añadió, son los profesores de religión en los centros estatales”, que reciben tanto los colegios católicos o no católicos para pagar el servicio que prestan “estos profesores de religión católica o musulmana o protestante”.  A su juicio, “no es legítimo decir que esos dineros son para la Iglesia católica” cuando, en realidad, “son para los padres que quieren ejercer ese derecho”. “Bienvenida la transparencia porque ya estamos en ella”.

“Es necesaria una revisión” de la ley del aborto

En cuanto a la reforma de la ley del aborto, el portavoz de los obispos explicó que “en lo que respecta a los derechos fundamentales – que la DSI y la moral de la Iglesia tiene concepciones claras- la Iglesia tiene la obligación de proponerlas reiteradamente cuando es oportuno”. “La Iglesia propone su doctrina moral aquí en España y en todo el mundo y la propone para que los católicos la puedan vivir coherentemente”. Algo, que según dijo, “no es ninguna novedad” sino lo que se ha venido diciendo con el Gobierno anterior y con el anterior del anterior: “Una sociedad civilizada no puede asistir con tranquilidad de conciencia a la eliminación de la vida de un sólo ser humano inocente tutelada por la ley. Eso no puede ser en un sociedad que quiere respetar los derechos fundamentales de las personas”.

Por todo lo anterior, “es necesario una revisión para que sean protegidos los derechos fundamentales de todos, por supuesto, los que van a nacer no pueden defenderse y no por tener solo unos días no tienen derecho a la vida”. En definitiva, “nuestras leyes actuales no lo regulan de manera justa” y reiteró que “no se puede quitar la vida de un ser humano inocente. Es un principio de moral racional universal”.

Y concluyó afirmando que “la Iglesia no actúa como un actor político en el campo de la política” sino que “habla y propone pero ni legisla ni quiere legislar. Puede y debe hablar sobre los principios rectores de la vida social, de acuerdo con los derechos fundamentales de la persona humana, en España y en todos los lugares del mundo, excepto en algunos totalitarios”.