La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Papa recuerda que la fe es un don que empieza encontrando a Jesús, una Persona real

primer-dia-papa-Francisco“Dios -dice el Papa Francisco- no es una presencia impalpable, una esencia en la niebla que se extiende alrededor sin saber realmente lo que es. Dios es «Persona» concreta, es un Padre, y por lo tanto la fe en Él nace de un encuentro vivo, de una experiencia tangible. El Evangelio de Juan sobre el que reflexionó ayer Francisco en la habitual misa matinal en la Casa de Santa Marta fue una ocasión para hablar del examen de conciencia «¿Cuántas veces -se preguntó el Papa- la gente dice que cree en Dios?” “¿Pero en qué tipo de Dios creen?» El Santo Padre puso frente a la evanescencia de ciertas convicciones la realidad de la verdadera fe:

En el pasaje del Evangelio, Jesús dice que nadie puede venir a Él «si el Padre no lo atrae». Estas palabras, afirma el Papa, muestran que «venir a Jesús, encontrar a Jesús, conocer a Jesús es un don» que Dios concede. Un regalo, dice, como el que protagoniza el funcionario de la economía de la reina de Etiopía que oyendo al Apóstol Felipe hablar de Jesús tiene la «sensación de que es una buena noticia», «siente alegría», hasta el punto de ser bautizado en el primer lugar donde encuentra el agua: Sucederá, concluyó el Papa, lo mismo que sucedió al funcionario descrito en los Hechos de los Apostoles cuando encontró la fe y proseguía su camino lleno de alegría.