La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Desahucios y demagogia

Sobre el drama de los desahucios la izquierda radical ha diseñado una estrategia de acoso al Gobierno en la que se mezclan las ocurrencias más disparatadas, la demagogia y las medias verdades. Por otra parte se suceden propuestas demagógicas y de dudosa legalidad como las expropiaciones de viviendas de la Junta de Andalucía. Mientras, el Gobierno pone en marcha medidas concretas como el decreto ley que paraliza los desahucios durante dos años, en espera de la inminente reforma de la ley hipotecaria recomendada por una sentencia del Tribunal europeo de Derechos Humanos.

El debate abierto está desvelando cosas curiosas: por ejemplo, la dación en pago con carácter universal y retroactivo que ahora propone la izquierda, fue vetada en diez ocasiones por el anterior gobierno socialista, como destacó anoche en el programa de “La Linterna” de COPE la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. La razón de esa negativa era muy simple: según la Fundación de las Cajas de Ahorro, de aplicarse lo que ahora defiende el PSOE de manera oportunista, se triplicaría la actual tasa de morosidad hipotecaria, se estimularía la picaresca de quienes quieren deshacerse de su vivienda para comprar otra más barata y prácticamente haría imposible los nuevos préstamos hipotecarios al desaparecer las garantías jurídicas de cobrarlos. Y eso sin contar con la acumulación de nuevos activos tóxicos que provocaría un nuevo rescate bancario a cargo de todos los contribuyentes. Se trata, por tanto, de buscar un equilibrio que ofrezca soluciones reales y en eso está el Gobierno, a pesar de los acosos.