La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
ADAPTADA A LA DOCTRINA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UNION EUROPEA

Con el rechazo en bloque de la oposición, el Congreso aprueba la ley antidesahucios

fotonoticia_20130418160343_500La Comisión de Economía del Congreso ha aprobado el proyecto de ley Antidesahucios con el único apoyo del PP, como se preveía, y el rechazo cerrado de toda la oposición, que ha aprovechado el último debate de la norma para pedir al grupo mayoritario un cambio de actitud que les permitiera respaldar el texto. Así, los grupos de la oposición han criticado tanto el procedimiento «absolutista» del PP como que se haya laminado la iniciativa legislativa popular (ILP) de dación en pago, que llegó al Congreso con casi un millón y medio de firmas.

La nueva norma, que previsiblemente entrará en vigor a finales de abril o principios de mayo, surge de la fusión que ha hecho el PP del proyecto de ley de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios y de la proposición de ley, fruto de una iniciativa popular, para regular la dación en pago. Los grupos parlamentarios de la oposición han mostrado desde primer momento su rechazo al texto impulsado por el PP, que no recoge la dación en pago general y retroactiva reclamada en la iniciativa legislativa popular.

Entre los cambios que se han introducido en la norma durante su tramitación parlamentaria se encuentra, como consecuencia de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la modificación del procedimiento ejecutivo para que el juez pueda paralizar ejecuciones si detecta cláusulas abusivas. Así, de oficio o a instancia de parte, el órgano judicial competente podrá apreciar la existencia de cláusulas abusivas en el título ejecutivo y, como consecuencia, decretar la improcedencia de la ejecución o, en su caso, su continuación sin aplicación de aquéllas consideradas abusivas. El texto también recoge que, para reforzar la protección del deudor hipotecario en la venta extrajudicial, el notario podrá advertir a las partes si existe alguna cláusula que pueda ser considerada abusiva.
La norma establece que, con el objetivo de reducir el importe que debe el deudor hipotecario, además de la limitación del interés de demora a tres veces el interés legal, se ha incluido la limitación del devengo de los mismos. Además, estos intereses solo podrán devengarse sobre el importe del principal y los mismos no pueden capitalizarse. Por otra parte, se han limitado las costas del procedimiento de ejecución hipotecaria de vivienda habitual a, como máximo, el 5% del total reclamado.

Otra de las novedades que establece el texto es una regla de imputación de pagos si tras la ejecución hipotecaria resultase insuficiente para saldar la deuda. Así, la cantidad de la adjudicación del bien se imputará por mandato legal en este orden: intereses remuneratorios, principal, intereses moratorios y costas.
En cuanto al sistema de quitas (actualmente una reducción del 35% si se paga la deuda en 5 años y del 20% en 10 años), se aplica retroactivamente a las adjudicaciones de vivienda habitual hipotecadas anteriores a la entrada en vigor de la ley, siempre que a esa fecha no se hubiere satisfecho completamente la deuda y que no hayan transcurrido los plazos de 5 o 10 años.

Para el portavoz del PP, Teodoro García Egea, la ley beneficiará a miles de familias, incluyendo los casos de los que ha hablado la oposición, y ha lamentado que se «utilice el dolor ajeno para hacer política». «Hoy aprobamos una buena ley que da un paso de gigante», ha dicho, insistiendo en que se han recogido propuestas de toda la oposición, de la ILP y del proyecto del Gobierno. «El objetivo es que las familias que pierdan ingresos o su empleo no pierdan también su casa y queden con una deuda de por vida que les impida levantar cabeza. Esto es lo que queremos todos, independientemente de los matices políticos. ¿Por qué siguen por esa senda?», ha preguntado dirigiéndose  a la oposición para proseguir: el PP busca alternativas que permitan al deudor quedarse en su casa con un alquiler social y para ello se recoge una segunda oportunidad con las quitas por pronto pago asi como la posibilidad de ampliar los requisitos necesarios para acogerse al alquiler social.