La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Y lo que dice el portavoz del Partido Popular: A los obispos no le va a gustar la reforma de la ley del aborto que prepara el Gobierno…

fotonoticia_20130416194306_500El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha recordado -¿hacia falta?- que en un Estado de Derecho es el Parlamento el encargado de elaborar las leyes, y no los obispos, que han pedido derogar la ley del aborto y el matrimonio homosexual. Alonso cree, además, que «seguramente» a la Conferencia Episcopal no le va a gustar la reforma en la que trabaja el Ejecutivo actualmente sobre la Ley de Aborto de 2010, en la línea de la doctrina de 1985 del TC. De esta manera el portavoz del PP ha querido salir al paso de las críticas vertidas poco antes por la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez

«España es una democracia avanzada, con un marco de instituciones y, las leyes las hace el Parlamento, los obispos opinan pero no hacen las leyes, y la Constitución la interpreta el Tribunal Constitucional en última instancia», ha detallado en declaraciones a los medios tras la reunión que el Grupo Popular ha mantenido este martes en el Congreso de los Diputados.

Así, ha afirmado que el PP es «muy respetuoso» con la doctrina del TC, aunque a veces le gusten más unas sentencias que otras, al tiempo que ha insistido en que lo que «siempre» defendió el PP es que el Gobierno iba a devolver la Ley del Aborto a esa doctrina de 1985, «de la que se había alejado la ley por una decisión unilateral del PSOE en la anterior legislatura».

Eso sí, Alonso ha dudado de que a los obispos vaya a gustarles o no la reforma en la que trabaja el departamento de Alberto Ruíz-Gallardón: «Seguramente haremos una reforma que no guste mucho a los obispos, no lo sé, y es la que viene con los términos de la interpretación de la doctrina de 1985 del TC, que se adhiere también a los compromisos de programa del PP», ha dicho.

En cuanto a relaciones entre el Estado con la Iglesia Católica, reguladas en el Concordato de 1979, que actualmente está vigente y que, a su juicio, ha venido funcionando «razonablemente bien», Alonso recuerda que ha sido el PSOE el que más tiempo ha estado al frente de la Jefatura del Gobierno desde que estos estuvieran vigentes.

«Que el PSOE se plantee denunciar el Concordato tampoco es nuevo. Yo sé lo que dice y hace cuando gobierna, que es diferente de lo que hace ahora», ha sentenciado, al tiempo que ha defendido igualmente que éste es un acuerdo internacional que no puede modificarse con una ley ordinaria.