La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Una iniciativa gestionada a través de Cáritas y el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA)

La Comunidad de Madrid entregará mil viviendas a desahuciados a través de Cáritas

desahucios-noAyer martes, la Comunidad de Madrid entregó a Cáritas la primera de las 1.000 viviendas públicas para ayudar a personas necesitadas. Las viviendas proceden de ocupaciones ilegales y de ellas se podrán beneficiar  familias desahuciadas o en proceso de desahucio.

La coordinadora técnica de Cáritas, Concha García explicó cómo se puede acceder a una de estas viviendas, «desde principios de marzo está abierta una aplicación en la página web de Cáritas a través de la cual cualquier persona puede acceder libremente y presentar su solicitud. Para quienes no disponen de medios para acceder a la web hay puntos de información donde voluntarios facilitan todos los trámites para poder hacer esa solicitud».

Las personas que pueden optar a estas viviendas son aquellas personas que «se encuentren o hayan estado en un proceso de desahucio, familias que como consecuencia de la crisis, a partir de 2008 estén sin trabajo, hayan dejado de percibir ingresos y puedan perder su vivienda y familias que ya están con Cáritas en algún recurso residencial y precisan de una vivienda» concreta la coordinadora técnica de Cáritas.

Por supuesto habrá que pagar un alquiler por estas viviendas pero será justo y adecuado a cada familia, «el alquiler, asegura Concha García,  será el 30% de los ingresos de las familias, por lo que se están haciendo cánones individuales de tal manera que el alquiler será en función de los ingresos».

Esta iniciativa, que se realiza a través de Cáritas, sitúa a Madrid como la primera autonomía que destina a familias desahuciadas viviendas públicas procedentes de ocupaciones ilegales, y que podrán utilizar por un periodo de cinco años, que se podrá prorrogar.

A lo largo de esta semana, la Comunidad de Madrid completará la entrega de otras 102 viviendas y, paulatinamente, teniendo siempre en cuenta el criterio de selección de Cáritas, se irán adjudicando más hasta completar las 1.000 comprometidas, ha indicado el Gobierno regional.

Se trata de viviendas de titularidad pública del Ivima, ubicadas en 34 municipios –la mitad de ellas en Madrid– que han sido recuperadas de ocupaciones ilegales y que están siendo acondicionadas y preparadas por parte de Cáritas para poder entregarlas a las familias o personas que lo necesiten en virtud de  este convenio.

El tamaño medio de estas viviendas está entre los 70 y 90 metros y la renta media de alquiler en unos 200 euros, pero se darán muchos casos en los que no se paguen más de 40 euros de alquiler.