La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
EN EL DIA DE LA MISERICORDIA

El Papa Francisco «¡No tengamos miedo a vivir como cristianos¡»

Ayer, coincidiendo con la Octava de Pascua, instaurada por Juan Pablo II como Domingo de la Divina Misericordia, el Papa dirigió al mundo la oración del “Regina Coeli” en plaza de San Pedro. Así, saludó con las mismas palabras de Jesús resucitado: “Paz a ustedes”.  pppapa210313

El Papa Francisco explicó que la paz “no es un saludo, ni menos un simple deseo: es un don, es más, el don precioso que Cristo ofrece a sus discípulos, después de haber pasado a través de la muerte y de los infiernos”. Esta paz, dijo, “es fruto de la victoria del amor de Dios sobre el mal, es el fruto del perdón. Y es propiamente así: la verdadera paz, aquella profunda, viene de hacer la experiencia de la misericordia de Dios”.

Refiriéndose a las apariciones de Jesús resucitado a sus discípulos en el Evangelio de Juan, Francisco retomó las palabras de Jesús: “Felices los que creen sin haber visto”. Podemos llamarla –dijo, la bienaventuranza de la fe. “En cada tiempo, en cada lugar, son felices aquellos que através de la Palabra de Dios, proclamada en la Iglesia y testimoniada por los cristianos, creen que Jesucristo es el amor de Dios encarnado, la Misericordia encarnada. Y esto vale para cada uno de nosotros”. Y añadi que junto con la paz, Jesús donó a sus discípulos el Espíritu Santo, “para que pudieran difundir en el mundo el perdón de los pecados. Ese perdón que solo Dios puede dar y que su precio es la sangre del Hijo”, para hacer crecer el Reino del amor, sembrar la paz en los corazones, para que se afirme también en las relaciones, en la sociedad, en las instituciones.

Concluyó afirmando que el Espíritu echa de los Apóstoles el miedo y los empuja a salir para llevar el Evangelio. “Tengamos también nosotros el coraje de testimoniar la fe en Cristo resucitado!, ¡No tengamos miedo de ser cristianos y de vivir como cristianos!