La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Confiar en la Justicia

Los acontecimientos que se suceden de manera vertiginosa en la vida política acaparan toda la atención mediática con sus valoraciones más o menos afortunadas. La verdad no siempre resplandece a primera vista y  hay que dar tiempo al tiempo para disponer de una información más completa y ajustada a la realidad. Si esto es cierto en la mayoría de las noticias, mucho más lo es en los casos judiciales, que exigen una larga y exhaustiva instrucción antes de que se produzca el juicio y se dicte sentencia. Valga esta reflexión ante la imputación de la Infanta Cristina en el llamado “caso Noos” que hoy acapara la actualidad informativa por su novedad y trascendencia. En este sentido, la decisión adoptada por el juez Castro, que lleva la instrucción, permite ver algo que el propio Rey don Juan Carlos pudo de manifiesto en su mensaje navideño de hace dos años: que la Justicia es igual para todos.

Si bien el juez ha querido despejar en la Instrucción las posibles dudas sobre el papel de la Infanta en el caso Nóos, el recurso de la fiscalía  anticorrupción también actúa como garantía del Estado de Derecho. A la Infanta no se le debe exigir menos, pero tampoco más que a cualquier ciudadano, en función de determinados acosos mediáticos. Lo que ahora importa es que la Justicia siga su curso para que toda la verdad de este caso resplandezca, se depuren las responsabilidades que hubiera, y éste lamentable asunto deje de gravitar sobre una institución esencial para nuestro sistema democrático.