La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Cercanía del Papa con los afectados por las inundaciones en Argentina

papaInmediatamente informado de las graves inundaciones en Argentina, Francisco envió un telegrama en el que expresa su cercanía a los afectados, y en el que alienta a las instituciones civiles y eclesiásticas, así como a todas las personas de buena voluntad, a brindar con caridad y solidaridad cristiana todas las ayudas necesarias. El telegrama del Papa está firmado por el secretario de Estado de Su Santidad, Tarcisio Bertone, y ha sido enviado al arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, para que lo transmita a los afectados y a las familias de las víctimas.

Texto del telegrama del Papa Francisco:

Mons. Mario Aurelio Poli
Arzobispo de Buenos Aires
El Papa Francisco, profundamente apenado por la noticia de los graves daños producidos por las lluvias torrenciales de los últimos días, ofrece sufragios al Señor por el Eterno descanso de los fallecidos, al mismo tiempo que desea expresar su paternal cercanía espiritual a todos los damnificados y sus familiares. Asimismo, el Santo Padre alienta a las Instituciones civiles y eclesiásticas, así como a las personas de buena voluntad, a prestar con caridad y espíritu de solidaridad cristiana la necesaria ayuda a cuantos han perdido sus hogares o sus bienes personales. Con esos sentimientos, el Sumo Pontífice imparte a los afectados y a cuantos les socorren la confortadora Bendición Apostólica, como signo de cercanía al querido Pueblo Argentino.

Card. Tarcisio Bertone
Secretario de Estado de Su Santidad

En efecto, al menos 54 personas han muerto en Argentina por el temporal que azotó con fuerza las ciudades de Buenos Aires y La Plata dejando «un tsunami de lluvia», miles de evacuados y damnificados e importantes destrozos materiales. El Gobierno argentino trabaja junto a las autoridades provinciales y locales para desalojar las viviendas anegadas el pasado martes por el agua, que superó el metro y medio en algunas zonas, como en los barrios platenses de Las Lomas y Tolosa. La presidenta argentina, Cristina Fernández, se desplazó primero a La Plata, su ciudad natal, y luego a Mitre, uno de los barrios de Buenos Aires más afectados por el temporal, para recorrer las áreas inundadas. El Gobierno argentino decretó además tres días de duelo nacional por las víctimas fatales de la catástrofe climática y dispuso el envío de personal del Ejército a las zonas inundadas para colaborar en la asistencia a los damnificados.
(RC-RV)

La grave situación de las inundaciones en Argentina (últimas horas).

“Es una tragedia, una catástrofe»: estas son las palabras utilizadas por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, para describir el escenario de La Plata donde se cuentan más de 70 víctimas ,120 desaparecidos, 3 mil personas evacuadas tras las fuertes lluvias que azotaron la ciudad.

“La zona central de Argentina se está tropicalizando, con estas tormentas que a menudo son huracanes de baja intensidad”, señalan fuentes climáticas de la ONU. Después de la tormenta registrada el martes, ayer en el espacio de tres horas cayeron de nuevo más que 300 milímetros de lluvia en La Plata, para sorpresa de la mayoría de la población, y en algunos barrios el nivel del agua alcanzó los dos metros de altura.

Según el diario Clarín, un número desconocido de personas todavía sigue atrapados en sus coches o en espera de ser rescatados en los techos de las casas, mientras se señalan manifestaciones de protesta en varias partes de la ciudad con bloqueos de calles por los prolongados apagones de electricidad. Los residentes reclaman más asistencia y seguridad tras el saqueo ayer de un supermercado.

Fuentes de Cáritas Argentina han informado de la rápida movilización de la Iglesia para la asistencia a las víctimas. Caritas llama a la solidaridad con todas las víctimas. La situación que enfrentan las comunidades afectadas por la tragedia en la mayoría de los casos es muy grave. Caritas Argentina está presente en las zonas más afectadas por ayudando a los que han perdido sus pertenencias, sufrido daños en sus propias casas o que no pueden contar con los servicios de agua, electricidad, comunicaciones y transporte.

Francisco expresó su «paterna cercanía espiritual» con las personas afectadas por las inundaciones, en un mensaje dirigido al arzobispo Mario Aurelio Poli en el que «alienta a las instituciones civiles y eclesiásticas, así como a las personas de buena voluntad, a llevar con amor y espíritu solidaridad cristiana la ayuda necesaria”.