La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Lo que se espera del Gobierno

La reunión mantenida hoy por la Junta Directiva del Partido Popular bajo la presidencia de Mariano Rajoy, responde a la necesidad perentoria de retomar la iniciativa política. El Gobierno sabe que si no gana la batalla del paro y de las reformas estructurales que figuran en su programa; si no hace frente al desafío soberanista del nacionalismo catalán con todas las armas del Estado de Derecho y no frena las escalada del mundo de ETA en el País Vasco, poco podría presentar a la sociedad cuando empiecen los procesos electorales. La mala gestión del lamentable “caso Bárcenas” ha generado un comprensible descrédito y la izquierda antisistema se ha lanzado al monte del acoso callejero para explotar la creciente crispación social.

Es imprescindible denunciar esta deriva la que se suman sin pudor algunas fuerzas de la oposición parlamentaria, pero sería absurdo negar que la irritación social tiene raíces sólidas, y el Gobierno no puede contentarse con la gestión al tran-tran. La sociedad espera ver los frutos de los sacrificios que se le piden, y mientras tanto demanda una narración puntual y transparente de las políticas que se llevan a cabo. También espera que el impulso de regeneración con el que el PP llegó al gobierno no se diluya en temas como la defensa del Estado de Derecho, la reforma de la Justicia, la tutela de la familia y de la libertad de educación. Y todo esto requiere un intenso diálogo con la sociedad civil que no debe debilitarse. La cita de hoy en la calle Génova debería servir para recuperar impulso político y social.