La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Recuerda que de allí partió la evangelización al mundo

El Patriarca Latino de Jerusalén invita al Papa a visitar Tierra Santa

fouadtwal2El Patriarca Latino de Jerusalén, Fuad Twal, aprovechó la Misa de Resurrección en la ciudad para invitar al papa Francisco a visitar Tierra Santa, de donde -aseguró- «debe volver a partir» la «nueva evangelización». «A todos los peregrinos del mundo renuevo mi invitación a venir a Tierra Santa, en primer lugar al papa Francisco, que será bienvenido», señaló en la ceremonia, celebrada en la Basílica del Santo Sepulcro, donde se sitúa la muerte y resurrección de Jesús.

El patriarca recordó que el Santo Padre ha desarrollado su trabajo «desde hace varios años de acuerdo con las directrices del último sínodo sobre la ‘nueva evangelización’».

«La evangelización, por medio de la caridad, el amor al prójimo y la sencillez, parece ser una prioridad de nuestro nuevo papa Francisco. Nuestro papa argentino viene de un continente que tiene el 40% de los católicos del mundo, cuya posición, no obstante, viene contestada por grupos evangélicos y las relaciones con el mundo político son un poco tensas», lamentó.

Twal señaló que Dios «invita a llevar la luz de la fe» a Oriente Medio, «allí donde el cristianismo nació, donde nació la Iglesia Madre de Jerusalén, donde nació todo cristiano», por lo que «la nueva evangelización, para ser moderna y eficaz, debe volver a partir de Jerusalén».

Se trata de «volver a partir de la primera comunidad cristiana, asidua en la lectura de la palabra de dios, en la fracción del pan y en la solidaridad», y «enraizada en la persona de Cristo».

El Patriarca recordó un encuentro que mantuvo en Argentina en 2010 con el hoy Papa, en el que abordaron la situación en Iberoamérica de los cristianos originarios de Oriente Medio.

«Estaba muy consciente del problema de la emigración de los fieles de Tierra Santa (…) Estoy convencido de que continuará con fuerza y determinación la obra de Benedicto XVI a favor de la paz en Tierra Santa y el acercamiento entre los pueblos y las religiones del mundo. Aquí, en Tierra Santa, es profunda nuestra comunión con el Santo Padre y absoluta nuestra confianza», añadió.

La misa solemne fue la principal ceremonia del penúltimo día de las celebraciones pascuales en Tierra Santa.

La homilía comenzó a las 10.00 hora local (08.00 GMT), en el mismo momento, según la tradición, en que los primeros testigos varones comenzaron a llegar a la tumba de Jesús, alertados por las mujeres que habían visto la piedra exterior retirada de su lugar y la ausencia del cadáver de Jesús depositado el viernes anterior.

Durante la jornada, cientos de cristianos palestinos y peregrinos de distintas partes del mundo participan en misas y procesiones.

Hoy concluirá oficialmente la Semana Santa en la aldea de Emaús, a diez kilómetros de Jerusalén, donde Jesús se apareció por primera vez a dos de sus discípulos y cenó con ellos, de acuerdo al relato bíblico.

Allí el patriarca Twal oficiará una misa y una eucaristía, ceremonias más reducidas en las que sólo participan los miembros de las órdenes religiosas con representación en Tierra Santa, entre ellos los franciscanos, custodios desde hace 800 años.