La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Misa de Pascua

El cardenal Rouco: «La vida es un tesoro eterno, un don de Dios que hay que cuidar con responsabilidad»

LA_RAZON_347907_EFE_7467_Paloma Fernández Cárdenas- El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha celebrado en una abarrotada Catedral de la Almudena la Misa de Pascua. El cardenal recordó en su homilía que hoy celebramos la fiesta de Pascua porque Jesús ha resucitado cambiando la historia definitivamente y mostrándonos la verdad de nuestra vida. «Éste es el primer día del año cristiano, la fiesta de todas las fiestas. En el Domingo de Pascua recordamos que tras el gran drama de la Cruz, Jesús ha resucitado y ha triunfado el Reino del Cielo», afirmó.

Éste es un hecho histórico, señaló el cardenal, y es una invitación a acercarnos  a Él para descubrir la realidad y el sentido de nuestra vida. La Iglesia nos dice que Jesús nos abrió las puertas de la luz y de la vida para conocer la verdad. «La vida es un don recibido de Dios», afirmó. «La muerte de Jesús fue un ofrecimiento para salvar a la humanidad y abrir los ojos a los hombres librarlos del pecado y mostrarles la luz».

La Eucaristía nos abre las puertas de la vida

El arzobispo de Madrid, invitó a todos los fieles reunidos a cuidar la vida con responsabilidad y como un tesoro eterno. «El Señor nos enseña a conocer la vida, con alegría, esperanza y felicidad», recordó.

Tras estas palabras enumeró los bienes del Cielo: La entrega mutua, la plenitud de Dios y el gozo de la alegría del amor y animó a vivir estos bienes en nuestra vida diaria. «Debemos abrirnos a los frutos de la caridad cristiana y experimentarlo en nuestra propia casa y testimoniarlo», explicó.

Finalmente urgió a interiorizar el Sacramento de la Eucaristía y la Palabra del Señor, para convertirla en la fuerza y la luz de nuestra vida.