La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Cardenal Rouco destaca que en este año 2013 “los pecados han sido y son los factores principales de la crisis”

El Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, pronunció ayer unas palabras en la Catedral de la Almudena tras el pregón de Semana Santa que había pronunciado minutos antes Manuel Pizarro. Para el Cardenal, Manuel Pizarro en el pregón “hace una profesión de fe que no se limita sólo a la teoría de la fe, a la doctrina de la fe, sino a la experiencia viva de lo que la fe incluye y supone para la vida” y destacó: “usted lo ha puesto de manifiesto desde los aspectos más íntimos de la misma hasta los más públicos”.  rouco_varela

Recordando a Romano Guardini, señaló que “la fe es creer en Cristo” y que “creer en Cristo y dar testimonio de la fe en Jesucristo es ciertamente dar la vida, implicar la vida en todos los aspectos de la misma”. Así, subrayó que la Pasión del Señor “pone de manifiesto lo que le ha costado a Dios el hombre, le cuesta y le costará porque siempre se dará esa situación del no y de la ofensa, de la ruptura con Él. Y eso le ha llevado a la cruz y la cruz está viva”.

En este sentido, afirmó que “hay que seguir viviendo la cruz”, en primer lugar, dijo, “en la clave de aligerársela al mismo Señor, no causarle más motivos para tener que llevarla” y, también, “ayudándole a que los demás la puedan llevar cuando uno se arrepiente de sus pecados y hace penitencia”.

“Su pregón nos ha ayudado a acercarnos un poco más al misterio de la Pasión, de la Muerte y de la Resurrección del Señor en este año 2013, año de crisis, donde los pecados han sido y son los factores principales de la misma”. A su juicio, “implica derroche de caridad y compromiso de justicia por los que sufren sus consecuencias, desde los más niños”.

El Cardenal consideró que “los culpables de la crisis son muchos y también los que tenemos capacidad de superarla somos también muchos, tantos o más”. Y recordó la homilía que el Papa Francisco dirigió a los cardenales al día siguiente de su elección como Sucesor de Pedro: “el que no reza a Dios, reza al diablo y el que no profesa la fe en Dios, la alternativa es la otra”. Así, el Cardenal pidió que “lo entendamos  y lo comprendamos en esta Semana Santa, nuestro objetivo, nos ha ayudado a vivirlo así”.

Concluyó destacando que “san Ignacio invita a ponerse delante de la cruz viendo lo que ha hecho Él por ti, y preguntarte qué estás dispuesto a hacer por Él. Que nos ayude a decir que queremos hacer algo por Él”.