La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Carta a un amigo ateo

octavio ronceroOctavio Roncero, Periodista.- 

Tu no sabes lo que te pierdes. Creer en Dios es algo importante. Dios siempre está contigo. Es como contar con un amigo importante, el mejor amigo que puede tener un ser humano. A Dios le puedes pedir en cualquier momento del día y la noche. Además ni te hace falta que nadie te presente, Basta tu propia persona, es suficiente y, sobre todo está en cualquier momento del día o de  noche, no tiene horarios restringidos, tampoco los domingos o los días de fiesta. Puedes acudir a El siempre.

Ya te digo: no tiene horario, siempre está dispuesto a escucharte, sin que te ponga trabas. No te hace falta alguien que te presente, que de la cara por ti. Tu sola persona es suficiente. Tú eres importante para El y te conoce aún antes de nacer. Es Dios, pero un Dios lleno de cariño. Es misericordioso. Ama a todo el mundo y más aún a los más necesitados, a los más desheredados de ayuda. Pero no olvida tampoco a las otras personas. Es el mayor regalo que viene con la vida.

 

Repito, no te hace falta que alguien te presente, tu eres suficiente para El, eres importante, además está presente para tí todo el tiempo que tu quieras. Es, quizá. lo más importante del ser humano. Antes de nacer, ya te conocía, y le gusta que le pidan cosas. Es misericordioso. Es infinitamente bueno y todos los seres humanos son sus hijos. Todos.

No tiene un horario de trabajo, siempre está dispuesto a ayudarte, haga sol o llueva a cántaros. Tampoco le importa tu nacionalidad. Para El todos los seres humanos son sus hijos. Es cierto que tiene un cariño especial a los más pobres, los más desheredaros. Le gusta hacer el bien, goza haciendo favores y no pide a nadie nada. Somos sus hijos y su inmenso corazón  está lleno de amor. De un amor grande, desconocido en la Tierra.

No tiene horario para dirigirse a El, siempre está dispuesto a escuchart,. No hay fiestas para El, está siempre alerta. No descansa nunca, si le buscas siempre le encontrarás. El te conoce más que tú, más que tu madre o tu padre. Siempre está dispuesto a ayudarte. Le gusta que le pidan cosas, tanto en las amarguras de la vida como en las alegrías que parece que se acaban.

No existe nadie como El. Está en todas partes. Es particularmente misericordioso con los más desheredados, los más abandonados de la Tierra. Está lleno de amor, de un amor infinito, inacabable.

No existe en la Tierra nadie como El; somos sus hijos. No hay nada que restringa su inmenso amor. No existe nadie en el mundo que esté a tu disposición de día o de noche, sin vacaciones, sin horario… Eso sí, rogar a Dios lleva consigo: creer en  El. Es quizá el regalo más grande que puede tener un ser humano. Y te lo repito: le puedes pedir a cualquier hora, en cualquier momento, sin necesidad que nadie te presente ni que de la cara por ti, Tu eres suficiente, eres único para Él…..