La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Nos hemos de liberar de la falsa idea de que la fe ya no tiene nada que decir a los hombres de hoy (Benedicto XVI)